lunes 16.09.2019

La Guardia Civil localiza 120 aves electrocutadas en la "Operación Fulgor"

La Guardia Civil ha localizado 120 aves electrocutadas en el marco de la "Operación Fulgor", la primera campaña del Seprona contra la muerte de avifauna en tendidos eléctricos, que ha desarrollado durante ocho meses y cuyo balance ha difundido este martes

La Guardia Civil localiza 120 aves electrocutadas en la "Operación Fulgor"

Según datos oficiales, cada año se registran en España unas 33.000 muertes de aves por colisión o electrocución en tendidos eléctricos, constituyendo la principal causa de mortandad de algunas especies que ostentan el máximo grado de protección legal según el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

En la operación "Fulgor" para la protección de la avifauna contra la electrocución, desarrollada entre octubre del año pasado y mayo de 2019, han participado agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) apoyados por unidades de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil.

Se ha contado además con la colaboración de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo, del Ministerio para la Transición Ecológica y de otros organismos proteccionistas, como el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa) y la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife).

La operación es de "gran relevancia" desde el punto de vista de la conservación de la fauna protegida por "la alta tasa de mortalidad" que se registra, según han explicado hoy a EFE fuentes del Seprona.

Como resultado de las más de 350 inspecciones de la citada operación -que se enmarca en el Proyecto LIFE de la UE "Guardianes de la Naturaleza" contra tráfico ilegal de especies protegidas, del que forma parte el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil- se han interpuesto 107 denuncias por irregularidades en la protección de la avifauna frente a la colisión y electrocución en tendidos de alta tensión.

Además, se han abierto diligencias penales por cinco delitos contra la fauna, según ha detallado la Dirección General de la Guardia Civil en una nota de prensa.

Las inspecciones se han centrado en "puntos negros" que registran índices de alta mortalidad, así como en lugares en los que se han hallado nuevos especímenes con indicios de electrocución, han explicado fuentes del Seprona.

El Real Decreto 1432/2008 de 29 de agosto establece medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión.

Entre las especies protegidas identificadas como electrocutadas dentro de la operación, el Seprona localizó 33 especímenes de búho real -Bubo bubo-, 19 de águila real -Aquila chrysaetos-, 17 de buitre leonado -Gyps fulvus- y seis de águila imperial ibérica -Aquila adalberti-.

Como dato destacable, 44 aves electrocutadas fueron localizadas en una finca de Albacete catalogada como zona de especial protección. La Fiscalía de Medio Ambiente y de Urbanismo ha iniciado ya diligencias penales por esos hechos.

Tras la reforma del Código Penal de 2015, este tipo de hechos son contemplados como delito contra los recursos naturales y el medio ambiente previsto en el artículo 326 bis y contra la fauna -previsto en el artículo 334-, en relación a la muerte de especies protegidas de fauna por imprudencia grave.

Según la Guardia Civil, la actividad inspectora ha generado un efecto disuasorio considerable de estos hechos, tras implantarse medidas correctoras en muchos de los tendidos inspeccionados.

Por su parte, las administraciones autonómicas está solicitando los requerimientos de subsanación y adecuación de tendidos eléctricos a sus titulares. 

Comentarios