Lunes 10.12.2018
Confirmado por los informes forenses

Una pelota de goma reventó el ojo a un votante del 1-O

Los informes forenses han confirmado hoy que Roger Español, uno de los concentrados en la escuela Ramon Llull de Barcelona, sufrió un "estallido ocular" al recibir el impacto "a gran velocidad" de una pelota de goma durante la intervención de la Policía Nacional contra el 1-O

Roger Español
Roger Español

El titular del juzgado de instrucción número 7 de Barcelona, que investiga las cargas de la Policía Nacional para impedir el referéndum unilateral en la capital catalana, ha recibido hoy el informe forense sobre las heridas sufridas por Roger Español en los incidentes ocurridos en la escuela Ramon Llull.

Precisamente, el juez ha interrogado hoy como investigados a otros cuatro escopeteros de la Policía Nacional, del total de 13 agentes que están imputados por la intervención contra el 1-O en el centro Ramon Llull.

Dos días después de que Antonio Suárez, abogado de varios de los investigados, pusiera en duda que Español resultara herido por una pelota de goma, los informes forenses han señalado que las lesiones que éste presentaba son "compatibles" con el impacto de ese tipo de proyectil, cuyo uso por parte de los Mossos d'Esquadra está prohibido en Cataluña en 2015.

Según el informe, Español sufrió un "traumatismo directo muy intenso sobre el globo ocular derecho", por lo que el forense considera que existe "una relación de causalidad positiva con el mecanismo de producción referido por el lesionado".

"Por tanto, creemos que las lesiones son compatibles con el impacto a gran velocidad, probablemente de una pelota de goma", añade el forense en su informe, al que ha tenido acceso Efe.

Por su parte, los cuatro escopeteros de la Policía Nacional que han declarado hoy como investigados han justificado ante el juez el disparo de pelotas de goma en una situación de "odio extremo" en el que se defendían de un grupo de personas concentradas que les lanzaban adoquines, tornillos y todo tipo de objetos que, a su parecer, llevaban en el interior de mochilas.

En ese sentido, uno de los escopeteros ha explicado que en toda su vida profesional ha presenciado una situación de tanta hostilidad hacia los agentes que intervenían en la operación.

Los policías han justificado el disparo de pelotas de goma y han recalcado que se llevó a cabo de acuerdo con los protocolos del cuerpo, disparando desde 25 metros de distancia y procurando el rebote previo de la pelota.

Por otra parte, el juez instructor ha citado como investigados para el próximo mes de diciembre a otros dos policías nacionales por su intervención contra el 1-O en los centros Prosperitat y Escoles Pies de Barcelona, lo que eleva a 26 el número total de agentes imputados en el caso.