jueves 22/10/20
EDITORIAL

Las FFAA y las FFSS, claves en la lucha contra el rebrote

ejercito español

De un país que ha fracasado estrepitosamente por actuar reactivamente contra la primera oleada de la pandemia cabe esperar, en el mínimo exigible, que se mueva de manera preventiva, anticipatoria. Pero es que casi hasta llegamos tarde en el cambio de ritmo y de paso, puesto que el repunte de los infectados y los muertos por covid19 es un hecho incontrovertible.

            Precisamente por eso no puede ser más atinada, en tiempo y forma, la iniciativa de la Comunidad de Madrid de pedir al Gobierno central centenares de policías y guardias civiles para controlar los confinamientos selectivos y, en general, las restricciones a la movilidad.

La coordinación del despliegue de efectivos es ahora fundamental. Como lo es disponer de apoyo militar urgente, como ha reclamado la presidenta Ayuso, para desinfectar instalaciones, levantar carpas y realizar test.

Ante una embestida como la que asoma y se avecina, todos los esfuerzos y la dedicación, toda la profesionalidad y el arrojo, toda la pericia que pueda llegar de la mano de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas de Seguridad del Estado es poca. Es una cuestión de responsabilidad extrema bajo un estado, sea o no de alarma, que vuelve a ser alarmante.

Lamentablemente impulsos como el de la lideresa madrileña hace tiempo que deberían haber sido asumidos por el presidente Sánchez. Pero poco o nada, en este sentido, y tristemente, cabe esperar de quien tiene a su derecha en el gabinete a un Iglesias que, en una tan previsible como necia actitud despectiva, entiende que la aportación de nuestros uniformados no es fundamental para atajar en la medida de lo posible los fallecimientos y los contagios.

Hay quienes, en esta España nuestra, ni siquiera en circunstancias mayúsculas de sufrimiento, y a pesar de sus altos cargos, son capaces de desprenderse de los malolientes ropajes del sectarismo.

Comentarios