sábado 17/4/21

Estrella Digital

Felipe VI: “La Constitución es el camino libre y democráticamente decidido por el pueblo español”

Durante la celebración de la Pascual MIlitar en el Palacio Real
pascua militar

Felipe VI recordó este miércoles que “la Constitución es el camino libre y democráticamente decidido por el pueblo español”, lo que obliga a “todos” a estar “incondicionalmente comprometidos con ella, porque es el origen de la legitimidad de todos los poderes y de todas las instituciones del Estado; una legitimidad que se renueva cada día respetándola y observándola”.

Así se pronunció el Rey durante su discurso de la Pascua Militar, un acto celebrado en el Palacio Real de Madrid al que asistieron la reina Letizia, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los ministros de Defensa y del Interior, Margarita Robles, y Fernando Grande-Marlaska, respectivamente.

También estuvieron presentes el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Miguel Ángel Villarroya, los jefes de Estado Mayor del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, y otras autoridades civiles y militares.

Felipe VI llegó alrededor de las 12.00 horas al Palacio Real acompañado por la Reina Letizia y ataviado con el uniforme de capitán general de la Armada para presidir su séptima Pascua Militar como Rey.

Este año se dio la circunstancia de que este acto se celebró en medio de la pandemia del coronavirus, cuya incidencia provocó que tuviera una serie de adaptaciones respecto a otros años para cumplir con las normas sanitarias impuestas por las autoridades.

En este caso, el discurso de la Pascua Militar se aguardaba con expectación, ya que se esperaba que contuviese algún tipo de reacción del Rey ante las misivas que le han remitido militares retirados en contra del Gobierno y ante las conversaciones de WhatsApp en las que otros militares retirados fantaseaban con fusilar a “26 millones de hijos de puta”.

A lo anterior se han sumado situaciones como los vídeos de militares en activo entonando cánticos nazis durante maniobras o celebraciones militares, y la reciente destitución del jefe de estudios de la Escuela Naval de La Graña en Ferrol (La Coruña) por referirse en una orden como “roja” a la parte de la Armada que se mantuvo fiel a la Segunda República en la Guerra Civil y calificar como “Flota Nacional” a la parte que se sublevó contra el orden legal establecido, llegando a calificar de “heroico” al teniente de navío José Lara y Dorda, quien hundió un submarino tras fracasar su “atrevido plan” de apoderarse del buque y pasarse con él al bando franquista.

Felipe VI hizo una alusión velada a estos hechos al dejar claro que la Constitución es “reflejo de España, fuente de cohesión, marco y garantía de convivencia, de estabilidad y de solidez democrática”.

Esto le sirvió para aseverar que la Constitución “reconoce las libertades y los derechos y consagra los valores y el orden democráticos, también los deberes a los que todos estamos sujetos”.

Por ello, propugnó que el texto constitucional es “el camino libre y democráticamente decidido por el pueblo español”, lo que obliga a “todos” a estar “incondicionalmente comprometidos con ella, porque es el origen de la legitimidad de todos los poderes y de todas las instituciones del Estado; una legitimidad que se renueva cada día respetándola y observándola”.

PANDEMIA

Felipe VI también se refirió en su discurso a la pandemia del coronavirus. Lo hizo manifestando que 2020 “ha sido un año muy duro, por tantos miles de víctimas que nos ha arrebatado la pandemia y por el dolor y la tristeza que ha causado a tantas familias en España y en todo el mundo”.

Así pues, el Rey recordó y honró “con profundo respeto” a las víctimas del coronavirus, y transmitió su apoyo y solidaridad a sus familias y a quienes todavía padecen la enfermedad.

Agradeció a las Fuerzas Armadas el “trabajo extraordinario” que están realizando desde marzo frente a la pandemia, “apoyando y animando a los ciudadanos, y aliviando el sufrimiento y la soledad de muchas personas y familias”, y actuando con “iniciativa, inmediatez y eficacia, realizando cometidos difíciles y variados por toda España”, primero en la ‘Operación Balmis’ y ahora en el marco de la ‘Misión Baluarte’.

 

Comentarios