Domingo 19.05.2019

Una exalumna es la primera mujer que denuncia a Mossos abusos en los claretianos

Una exalumna del Colegio Claret de Barcelona es la primera que ha presentado ante los Mossos d'Esquadra una denuncia policial por abusos sexuales, presuntamente cometidos por el exconserje del colegio durante el curso 1984-85

La denuncia la presentó el pasado 7 de febrero una exalumna del colegio llamada Mireia que hoy cuenta 42 años de edad, según publica "El Periódico de Catalunya", y que ha denunciado al conserje del colegio por un delito de abusos sexuales con acceso carnal cometido cuando ella tenía 8 años, por lo que el delito está prescrito.

Según la denuncia, el bedel se ganó la confianza de la niña dejándola jugar en su garita y, a pesar de su corta edad, la denunciante notó que las caricias que le hacía el bedel cuando merodeaban por la conserjería "le eran incómodas".

El texto de la denuncia añade que un día acudió al conserje para que le curase un golpe que había recibido en la rodilla en la hora del patio y que éste con una mano le hizo friegas en la rodilla, mientras que con la otra le introdujo los dedos en la vulva.

Mireia ha reconocido no querer ir a colegio tras el episodio y que no pidió ayuda a sus padres porque se sentía culpable por haber ido a jugar la garita.

Además, añade en la denuncia que a los 16 años "sufrió una depresión" y que el abuso sexual "condicionó su forma de relacionarse con los demás".

Por su parte, el colegio ha informado este lunes en un comunicado de que el viernes, 8 de marzo, a raíz de esta denuncia, los Mossos d'Esquadra se dirigieron a la escuela en busca de información y que ésta trasladó todos los datos y se ofreció a colaborar en la investigación.

El colegio ha añadido que el caso se ha trasladado a la Fiscalía para su investigación y que el conserje es "personal contratado que hace décadas que no mantiene relación laboral con las obras educativas de los claretianos".

El pasado mes de febrero, el exalumno del centro Pau Bosch denunció por las redes sociales haber sido víctima de tocamientos por parte del exprofesor y religioso Francesc Figueres hace veinte años, y otro exalumno denunció que en el colegio de los claretianos de Sallent (Barcelona) un profesor que no era religioso abusaba de todos los niños de su clase.

El Colegio Claret, que ha recibido tres denuncias por abusos sexuales, ha trasladado todos los casos a la Fiscalía y paralelamente ha iniciado el proceso de información a la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede para que ésta inicie el procedimiento oportuno para esclarecer lo ocurrido y tomar las medidas reparadoras necesarias.

Comentarios