miércoles 22.01.2020

La española Natalia Larrea, comandante en una misión simulada a Marte

Natalia Larrea, una ingeniera española de 33 años, ha sido la comandante en una misión simulada a Marte llevada a cabo en el desierto de Utah ( EEUU), y, aunque admite que es "un momento apasionante" para la exploración espacial, aún quedan "desafíos que superar" para que los humanos pisen el planeta rojo

La española Natalia Larrea, comandante en una misión simulada a Marte

Larrea permaneció dos semanas en una base de ensayos que Mars Society, una asociación dedicada a promover la exploración y el asentamiento humano en Marte, tiene en el citado desierto estadounidense por su parecido geológico con el planeta marciano.

La misión se llevó a cabo el pasado febrero y, tal y como ha relatado ahora esta ingeniera, estuvo al mando de una tripulación de siete miembros, entre ellos otra española, la ingeniera Victoria Triviño.

Larrea fue elegida el año pasado como "International Emerging Space Leader" por parte de la Mars Society y el reciente entrenamiento tuvo lugar en la base Mars Desert Research Station.

Durante la misión, el equipo estuvo aislado del exterior: sólo se comunicaron con la base de control y salieron en actividades planeadas con un "traje espacial simulado", que "no está presurizado como los que usan los astronautas en la realidad, pero sí que forma parte de la simulación", ha aclarado Larrea.

Según la ingeniera, lo más difícil de este entrenamiento fue acostumbrarse a vivir con recursos limitados, como el agua o la comida, que es enlatada y deshidratada, aunque ha subrayado que, en general, no tuvo que enfrentarse a "ningún desafío extremo".

En el proyecto, el equipo tomó muestras geológicas del desierto, realizó observaciones astronómicas e incluso intentó cultivar plantas en un invernadero que existe en la base.

Y es que, "la idea es que, si un día llegamos a Marte, utilicemos los recursos de su superficie", ha explicado Larrea.

Además, este tipo de simulaciones sirven para la creación de guías y protocolos de operaciones para ser usadas en futuras misiones, aunque la ingeniera ha puntualizado que aún se tienen que producir desarrollos tecnológicos para que estas misiones sean una realidad.

"El enfoque de todas las agencias espaciales, y también en el sector privado, es volver a la Luna para establecer allí una presencia estable en la próxima década como paso intermedio a las misiones tripuladas a Marte, que se planean para la década de 2030", ha añadido.

Larrea se licenció en ingeniería de Telecomunicaciones por la Universidad Alfonso X El Sabio (Madrid) y cursó un máster de ingeniería aeroespacial en la Universidad McGill en Montreal (Canadá) gracias a una beca de "la Caixa" en 2011, durante el cual formó parte del proyecto de la NASA Academy; actualmente trabaja en una empresa de consultoría del sector espacial en Canadá. 

 

Comentarios