miércoles 25/5/22

España quiere ser el primer país de la UE en dar bajas médicas por dolor de regla

El borrador de la nueva ley del aborto incluye esta medida, que de momento ha creado un fuerte debate entre los miembros de la coalición de Gobierno de Pedro Sánchez

Las ministras Calviño y Díaz
Las ministras Calviño y Díaz

Si el borrador de la nueva ley del aborto sale adelante, España se convertirá la semana que viene en el primer país de la Unión Europea en reconocer el derecho a un periodo de baja médica de hasta tres días al mes (con posibilidad de ampliarse a cinco) para las mujeres que sufran dolores menstruales agudos, conocida médicamente como dismenorrea,

La medida, que debería ser aprobada el próximo martes en el Consejo de Ministros, ha enfrentado de momento a miembros del Gobierno. Representantes de los departamentos implicados, Igualdad, Trabajo, Hacienda, Sanidad, Inclusión y Seguridad Social, Educación y Justicia, sigue debatiendo el texto.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, expresó este jueves de forma velada sus dudas sobre esta medida. "Nunca vamos a adoptar medidas que puedan resultar en una estigmatización de las mujeres". La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, la replicó: "Creo que estigmatiza no tener la sensibilidad suficiente para comprender que somos diferentes las mujeres y los hombres y que el mundo laboral no es neutro".

Un estudio de Kantar del año pasado sobre 2.000 personas aseguraba que una de cada dos españolas sufre dolor menstrual, siendo el tramo de edad más afectado el de las mujeres entre 18 y 34 años (un 76% de ellas). Las dudas están en saber cómo se articulará ese periodo de baja, es decir, si las mujeres que quieran acogerse a él deberán ser diagnosticadas con esta dolencia menstrual aguda o si, por el contrario, quedará sujeta a la responsabilidad individual. Además, también se desconoce si esos días serán remunerados.

El consenso podría alcanzarse en una baja que no sea automática, sino avalada por la opinión de un especialista que encuentre una causa secundaria de ese dolor. De lo contrario, defiende el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, el coste de esa medida es muy alto y no favorece la inclusión de la mujer en el mercado de trabajo.

España quiere ser el primer país de la UE en dar bajas médicas por dolor de regla
Comentarios