martes 07.04.2020

España debe convertirse en un referente mundial a nivel sanitario

Los efectos devastadores del Coronavirus tienen que provocar la creación de una industria sanitaria potente en España
España debe convertirse en un referente mundial a nivel sanitario

La crisis provocada por el Coronavirus, está suponiendo un shock muy fuerte tanto a nivel económico como social especialmente en España,  pero tambíén en el resto del mundo. Todo ello está provocando que cada día tengamos más contagiados por la enfermedad, y que el número de fallecimientos no pare de crecer. 

Situaciones muy difíciles, con un 13% de los infectados que son trabajadores sanitarios, ya que tienen que atender a pacientes sin las medidas de seguridad adecuadas, por no disponer del material necesario para protegerse de la infección.

Auténticos dramas como el de los ancianos que están muriendo en residencias, al no poder haber sido atendidos con las suficientes garantías por tener gran parte de su personal de baja por la enfermedad.

Con el fin de solucionar esta situación, tanto el Gobierno Central como las comunidades autónomas están intentado conseguir en el mercado internacional todo el material sanitario necesario (mascarillas, respiradores, trajes de protección, etc). En su gran mayoría todo el suministro está procediendo de China. Parece que si este país no nos suministra, no tendríamos cómo afrontar esta pandemia. Con la consiguiente especulación y surgiendo un mercado negro de estos productos.

Todo ello nos invita a una reflexión, nuestros políticos, a raíz de esta gran tragedia, deberían tomar nota y convertir a España en un país que fuese una referencia mundial a nivel de sanidad, tanto en investigación como de fabricación de materiales quirúrgicos y sanitarios, con el fin de no tener que depender de terceros países para poder enfrentarse a esta infección, y las que puedan venir en un futuro.

Para ello las autoridades deben promover una auténtica industria de sanidad, con la creación de empresas, que se dediquen a la investigación de vacunas, a través de  la colaboración público-privada, así como aquellas otras cuya actividad sea la fabricación de todos los elementos necesarios para hacer frente a una grave infección como ésta, y poder tener una sanidad con garantías.

Todo ello contribuiría a generar un importante empleo estable y de calidad, permitiendo crear riqueza gracias a su especialización; por otro lado aumentaría la exportación a otros países, al tratarse de productos y servicios de primera necesidad y con alto valor añadido. Ello nos situaría a la vanguardia de las sociedades más avanzadas.  

Al tratarse de un sector prioritario para mantener una vida digna, no se vería tan afectado en caso de que llegara una crisis económica. Las ventajas, por tanto, de apostar por este tipo de industria sanitaria es enorme. Debemos aprender de las desgracias y de los errores cometidos para conseguir en el futuro una sociedad más preparada y con mayor garantía para proteger a nuestra población.

loading...
Comentarios