domingo 15.12.2019

Detienen en Madrid a clan familiar polaco dedicado a robar y despiezar coches

La Policía Nacional ha detenido en Alcorcón (Madrid) a nueve personas, todas ellas de la misma familia y de nacionalidad polaca, que habían formado una organización criminal dedicada a robar coches, despiezarlos para luego enviar esas piezas en furgonetas a Polonia

Detienen en Madrid a clan familiar polaco dedicado a robar y despiezar coches

El clan, según informa este domingo la Policía, también robaba vehículos todoterreno por encargo para trasladarlos a la zona del Campo de Gibraltar (Cádiz), donde eran vendidos a organizaciones dedicadas al tráfico de drogas. En la provincia de Málaga, los agentes recuperaron dos coches de este tipo.

Hasta el momento, se atribuye a esta organización 15 robos de coches y un perjuicio de 600.000 euros.

Según los investigadores, el clan estaba estructurado en cuatro niveles, cada uno con una tarea asignada: el robo, la alteración de los elementos identificativos y el despiece, la logística para la venta y el transporte.

La investigación se inició a finales de 2018 cuando se interceptó un coche circulando a gran velocidad con dos ocupantes en su interior y a quienes les constaban numerosos antecedentes por robo de vehículos.

Tras las primeras gestiones, las pesquisas sobre estas dos personas condujeron a la Policía a una nave situada en Ocaña (Toledo). Además, en las inmediaciones de la nave detectaron una furgoneta que después se supo había sido inspeccionada en un control policial en el peaje de la antigua autopista AP-1 y en cuyo interior se hallaron cuatro motores, cajas de cambios de vehículos con los números limados o manipulados, cuatro capós, amortiguadores y espejos retrovisores.

Con el avance de la investigación, los agentes constataron que la organización estaba formada por varios miembros, de origen polaco, de una misma familia. Se dedicaban a la sustracción de vehículos que eran despiezados, en su mayoría, y posteriormente enviados en furgonetas a Polonia, donde contaban con la infraestructura necesaria para dar salida a la mercancía.

Para ello, hacían uso de facturas falsas de compra de material de desguace así como de documentación falsificada, bajo el amparo de empresas pantalla, motivo por el que simulaban la lícita procedencia de los artículos que transportaban.

En la última fase de la investigación, los agentes tuvieron conocimiento de que la organización criminal había sustraído un vehículo en Parla (Madrid) que, posteriormente, fue localizado en la localidad de Pinto. El seguimiento del coche llevó a los investigadores hasta Alcorcón, donde se realizaron las detenciones de todos los miembros de la organización así como parte de los registros.

El principal investigado intentó escapar a bordo de uno de los vehículos sustraídos, a gran velocidad, perdiendo el control del coche e impactando contra una valla metálica, momento en que lograron arrestarlo. A los nueve detenidos se les imputa la comisión directa de 15 robos de vehículos así como los delitos de pertenencia a organización criminal y falsedad documental. El perjuicio económico estimado asciende a casi 600.000 euros.

En los cuatro registros practicados –en dos domicilios de Alcorcón y Valdemoro, y en dos naves de Ocaña y Valdemoro- los agentes han intervenido un juego de troqueles para la falsificación de placas de matrícula, centralitas y sofisticado material destinado a facilitar la sustracción de vehículos.

La investigación, que ha contado con la colaboración de la Agregaduría de Interior de España en Polonia, sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones. 

Comentarios