miércoles 27/1/21

¿Se cumplirá la profecía de Gandhi?

La figura de Mahatma Gandhi es una de las más veneradas en todo el planeta, quien se ganó el respeto y la admiración tras liderar el Movimiento de Liberación de la India a través de la desobediencia civil no violenta y anteponiendo sus principios como pacifista ante cualquier tipo de agresión u hostilidad

A pesar de su reconocimiento mundial como una de las figuras más relevantes del pacifismo, jamás fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz (y eso que llegó a estar nominado hasta en cinco ocasiones entre 1937 y 1948, año de su fallecimiento), aunque sí recibió otras muchas distinciones, entre ellas ser nombrado ‘Hombre del Año’ por la revista Times en 1930 o los centenares de monumentos que hay repartidos a lo largo y ancho del planeta y la gran cantidad de escuelas u otro tipo de estamentos que llevan su nombre.

Números son los escritos que dejó (tanto en artículos de prensa como en recopilaciones de libros) donde daba su visión y versión de cómo debíamos convertirnos en una mejor sociedad, más solidaria y menos pacífica, dejando de lado las ambiciones personales para conseguir las aspiraciones colectivas.

Una década antes de hacerse inmensamente famoso tras encabezar la ‘Marcha de la sal’ (manifestación pacífica de 300 kilómetros a pie que recorrió entre el 12 de marzo y el 6 de abril de 1930), fundó y dirigió una revista semanal llamada ‘Young India’, donde publicaba algunos artículos relacionados con los problemas sociales y necesidades del país (además de realizar sus proclamas pro-independencia).

El 22 de octubre de 1925, cuando contaba con 56 años de edad, una de las publicaciones en ‘Young India’ fue una lista con los que el propio Gandhi calificaba como ‘Siete pecados sociales’ y que, según él, se habían convertido en los grandes males de la sociedad, siendo las causas del deterioro de esta y que, de no poner remedio, acabarían destruyéndonos.

Estos siete pecados sociales, según Gandhi, eran:

1.  Riqueza sin trabajo,

2.  Placer sin conciencia,

3.  Conocimiento sin carácter,

4.  Comercio sin moral,

5.  Ciencia sin humanidad,

6.  Religión sin sacrificio y

7.  Política sin principios.

Toda una serie de críticas a los malos comportamientos de los individuos llevados por la ambición económica del capitalismo y los placeres lujuriosos de la carne, así como el desmedido nepotismo político y un mal uso de los recursos de la naturaleza.

Una lista de siete pecados sociales que se contraponía (y a la vez complementaba) a la de los famosos ‘Siete pecados capitales’ de la Iglesia católica (lujuria, ira, soberbia, envidia, avaricia pereza y gula).

La lista de pecados sociales de Gandhi fue señalada como un plagio, ya que era prácticamente igual a una que había sido pronunciada por el sacerdote anglicano Frederick Lewis Donaldson en el sermón que ofreció en la Abadía de Westminster, el 20 de marzo de 1925, (y publicada en la prensa el 1 de abril), medio año antes que la publicación por el líder pacifista Indio, quien se defendió aludiendo que la había recibido por correo por parte de un buen amigo y que había querido compartirla con los lectores de la revista ‘Young India’.

En 1947, poco antes de fallecer, Mahatma Gandhi entregó una copia de la mencionada lista de pecados sociales a la que había cambiado el título por ‘Los siete errores que comete la sociedad humana y que causan toda la violencia’.

Gandhi fue asesinado en Nueva Delhi el 30 de enero de 1948 a causa de los disparos de un radical hinduista.

Comentarios