lunes 8/3/21

CSIF pide un cribado de internos de prisión de Picassent tras 60 positivos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha pedido a la Subdelegación del Gobierno en Valencia que realice un cribado a todos los reclusos de la prisión de Picassent después de que en las últimas semanas se hayan detectado 60 positivos y de que otros 300 permanezcan en cuarentena

carcel de Picassent
Prisión de Picassent

Fuentes de Instituciones Penitenciarias han indicado a EFE que en estos momentos hay 66 internos positivos por coronavirus, aunque todos ellos están asintomáticos o presentan síntomas muy leves, y otros 400 guardan cuarentena, la mayoría tras volver de permisos o por haber estado en contacto con positivos, por lo que en todos ellos se ha seguido el protocolo de aislamiento durante 10 días.

En su escrito, el CSIF recuerda que en la Comunitat Valenciana la incidencia de la Covid-19 ha experimentado un aumento significativo, con una incidencia acumulada (IA), a 25 de enero, de 1.254,48 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Indica también que en los centros penitenciarios conviven personas con sistemas inmunitarios muy debilitados y un mayor riesgo de contraer el virus, puesto que están en espacios cerrados y viven en condiciones de proximidad o de cercanía durante periodos prolongados de tiempo, con un alto riesgo de contagio.

Tras asegurar que los profesionales penitenciarios pertenecen a la categoría de personal esencial, el sindicato asegura que en estos momentos hay 16 trabajadores que han dado positivo en pruebas PCR y otros 20 se encuentran en cuarentena.

Entre la población reclusa hay 60 internos positivos y otros 300 en aislamiento o cuarentena en al menos 6 módulos, según las fuentes.

Por todo ello, el CSIF solicita que se realice el cribado urgente de todos los internos y trabajadores del Centro Penitenciario de Picassent-Valencia para determinar y minimizar la incidencia del virus en las instalaciones, y que se realicen las gestiones oportunas para priorizar la vacunación de la Covid-19 de los internos y de los funcionarios, una vez que finalice la vacunación en las residencias de ancianos y del personal sanitario, con el fin de evitar la propagación de los contagios. 

Comentarios