lunes 09.12.2019

El CSIC lanza una web para evaluar la crisis climática en áreas protegidas

Un grupo de investigadores, liderado por el científico del Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) Javier Fajardo Nolla, ha creado una plataforma web para explorar los modelos climáticos y sus efectos y consecuencias sobre la biodiversidad de las áreas protegidas

El CSIC lanza una web para evaluar la crisis climática en áreas protegidas

El objetivo es asistir a conservacionistas, modeladores y científicos en sus estudios con modelos de cambio climático y les ofrece "argumentos informados y repetibles que justifican la utilización de unos modelos u otros” en función de la zona geográfica, explica Fajardo Nolla.

En un comunicado, el Real Jardín Botánico recuerda que las áreas protegidas representan una de las estrategias más importantes para hacer frente a la crisis que experimenta la biodiversidad como consecuencia de la actividad del ser humano.

En las últimas décadas, subraya, el número de áreas protegidas en el mundo ha aumentado hasta cubrir aproximadamente un 15 por ciento de la superficie terrestre del planeta, pero esta expansión no ha conseguido que los sistemas de áreas protegidas sean ecológicamente representativos, den cobertura a toda la diversidad y estén bien conectados.

Además, la capacidad de las áreas protegidas del mundo de representar a la biodiversidad se encuentra actualmente amenazada por el cambio climático, cuyos efectos podrían obligar a numerosas especies a migrar hacia zonas desprotegidas en su esfuerzo por buscar hábitats estables.

Javier Fajardo Nolla ha trabajado con investigadores de la Universidad Católica de Chile y de la ONG Conservation International para el desarrollo de la aplicación web GCMcompareR, orientada a la exploración de los cambios proyectados por modelos climáticos para las próximas décadas en distintos escenarios de cambio climático.

Para el investigador del RJB, “la planificación sistemática de la conservación es un marco de trabajo cuyo propósito es informar de manera transparente y con base científica a quienes deben adoptar las estrategias más eficientes para la mejora de las áreas protegidas del mundo”. 

Comentarios