viernes 3/12/21

La confesión de la mitad de los acusados marca el juicio de Gürtel Boadilla

Doce años y medio después de que estallase el caso Gürtel y con sus principales responsables ya condenados, la Audiencia Nacional inicia este martes el juicio por los negocios de la red en Boadilla del Monte (Madrid), un procedimiento marcado por la confesión de más de la mitad de los acusados

Francisco Correa. | Imagen de Archivo
Francisco Correa. | Imagen de Archivo

La sección segunda de lo Penal -la misma que dio por probada en 2018 la caja b del PP y que ahora ha sentenciado que la reforma de su sede se pagó con esa contabilidad paralela que manejaba Luis Bárcenas- comienza a juzgar esta pieza del caso Gürtel, en la que el partido comparece en calidad de responsable civil como partícipe a título lucrativo en 204.198 euros de beneficios de la red.

En esa misma condición fue condenado en el primer juicio de Gürtel, mientras que hace unas semanas lo fue como responsable civil subsidiario en la causa del pago en negro de parte de las obras de su sede.

Precisamente, hace escasos días uno de los acusados, quien fuese jefe de campaña del PP del municipio, Tomás Martín Morales, remitió un escrito a los magistrados en los que confiesa la contratación de determinadas empresas para compensar "su contribución a las siglas del PP" y señala que Francisco Correa le dijo que los adjudicatarios "eran recomendados" por Pío García Escudero.

Aparte de hablar de García Escudero, Martín Morales también asegura que tanto la precampaña electoral de 2003 como la campaña municipal de 2007 se sufragaron "gracias a pagos de contratistas a través del dinero que conseguía de los mismos" el líder de Gürtel, Francisco Correa.

De los 25 acusados que se sentarán en el banquillo, más de la mitad han admitido su papel en la trama de presuntas adjudicaciones irregulares en Boadilla hasta el punto de que, según la Fiscalía, la red llegó a dirigir en la práctica toda la contratación pública del municipio.

El considerado cabecilla de Gürtel, Francisco Correa; su segundo, Pablo Crespo -ambos con largas condenas por otras ramas del caso-, el exalcalde Arturo González Panero, "el Albondiguilla"; el exdiputado del PP Alfonso Bosch y diversos empresarios, como José Luis Ulibarri, implicado en varias causas de corrupción, engrosan la lista de quienes han acogido el relato de Fiscalía en busca de reducciones de condena.

No será, sin embargo, hasta que declaren cuando Anticorrupción anuncie en sus conclusiones definitivas una eventual rebaja en su petición inicial de prisión atendiendo a ese reconocimiento de hechos, según informan a Efe fuentes fiscales.

La Fiscalía pide 76 años y 7 meses para Correa; 64 años y 7 meses para Crespo; 40 años y 9 meses para González Panero; 2 y medio para su sucesor, Juan Jesús Siguero, y 23 y medio para Alfonso Bosch, entre otros acusados.

EL "TRATO DE FAVOR" A CORREA A CAMBIO DE COMISIONES

Los escritos de confesión presentados desde hace meses relatan el "trato de favor" otorgado entre 2001 y 2009 desde el Ayuntamiento de Boadilla, entonces gobernado por el PP, a las empresas de Correa en procesos de adjudicación a cambio de comisiones, tanto en metálico como en especie.

Lo reconoció quien dirigió dicha administración entre 1999 y 2009, González Panero, que ha sido uno de los últimos en remitir su escrito, donde admitió haber recibido dádivas y regalos (trajes, viajes, una pantalla de plasma...) por su actuación a favor de las empresas de Correa; dinero que, según dijo, también fue destinado al pago de campañas del PP.

También Correa reconoció ese "reparto de dádivas" a cambio del trabajo que desde el ayuntamiento se encargaba a sus empresas y su número dos, Crespo, admitió su mediación en adjudicaciones a favor de mercantiles como Teconsa, Constructora Hispánica y UFC a cambio de medio millón de euros.

Algunos empresarios involucrados, como el propio Ulibarri o el vicepresidente de Teconsa, José Luis Martínez Parra, también han apoyado el relato de la Fiscalía, que valora el perjuicio ocasionado al consistorio en al menos 4 millones de euros y a la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) en unos 960.000.

Anticorrupción calcula que los pagos ascendieron a 1,8 millones de euros en el caso de González Panero; 2,7 en el de Correa y 1,3 en el de Tomás Martín Morales -exgerente de la EMSV-, mientras que Bosch llegó a embolsarse 941.652 euros y Crespo 593.000.

Parte de los fondos percibidos por "El Albondiguilla", Crespo y Martín Morales se ocultaron, según la Fiscalía, en cuentas suizas a nombre de sociedades panameñas.

REGLAS DE CONDUCTA DE LA RED: "NO TE QUEREMOS JODER LA VIDA"

González Panero menciona también en su escrito unas supuestas "reglas de conducta" de la red ante la "creencia" de Correa de que el exalcalde estaba actuando por su cuenta.

Algunas de ellas son: "No te queremos joder la vida"; "se trata exclusivamente de hacer justicia (...)"; "él te ha tratado como un hermano y tú lo has tratado como un perro. Te ha cambiado la vida. Te ha vestido (calcetines, camisas, trajes, corbatas, gemelos, etc. Hasta el plasma de tu casa"; "¿Todo claro? Esto solo romperá si tú rompes. Nada de engaños".

El exalcalde relata haber sufrido un clima de "tensión", "presiones y amenazas" y Martín Morales alude a una supuesta "dinámica extorsiva" de Correa, que pretendía "imponer" sus empresas para ser compensado por sus "ayudas a campañas nacionales". Correa, por su parte, habla de la ambición "desmedida" y la conducta "amoral" del exregidor.

Martín Morales también comenta la "obediencia debida" de los responsables locales "a lo ordenado" por parte de dirigentes del PP, incluida la contratación de determinadas empresas "como compensación a su contribución a las siglas". EFE

Comentarios