lunes 09.12.2019

Condenado a pagar 40.000 euros a su exmujer por ocultar la muerte de su hijo

El juzgado de primera instancia número uno de Badalona (Barcelona) ha condenado a un padre a indemnizar con 40.000 euros a su exmujer por haberle ocultado el fallecimiento del hijo de 32 años que tenían en común

En la sentencia, sobre la que cabe recurso, la magistrada condena a J.B.E. a indemnizar a F.V.G., de quien estaba divorciado desde 2003, por daños y perjuicios por no haberla informado de que su hijo, que padecía esquizofrenia, había desaparecido y se había suicidado en 2016.

En su decisión, la jueza desestima las alegaciones del padre, quien argumentó que su hijo era entonces mayor de edad y que el matrimonio estaba disuelto desde hacía años.

Por el contrario, concluye que la omisión del padre "no revela sino una clara intención de causar daño" a su exmujer, que se enteró de los hechos a través de la prensa local cuatro meses después de que ocurrieran.

"Es obvio que al demandado no se le podía escapar y era consciente de que su conducta omisiva causaría daño a F.V.G. con independencia de que la relación entre madre e hijo en los últimos años fuera inexistente", sostiene la magistrada.

Garantiza, además, que "en ningún caso se puede considerar como causa de justificación (...) que dicha relación no fuera buena" porque "las relaciones paternofiliales pueden llegar a ser muy conflictivas en determinados momentos o etapas de la vida".

La demanda fue interpuesta por F.V.G. después de enterarse, mediante una artículo publicado en un diario local, de que su hijo había fallecido en Castellfollit de la Roca (Girona).

Debido al choque emocional por la noticia, tal como recoge la sentencia, la madre también intentó suicidarse.

La jueza atribuye la tentativa de suicidio de la madre al "daño moral y sufrimiento psicológico" padecidos debido a la "reiterada conducta omisiva" del demandado y descarta que, tal como señaló el padre, fuese falsa y respondiese a "la preparación de un futuro pleito".

Lo acusa, además, de no haber avisado a la policía durante las diligencias penales de que F.V.G no tenía conocimiento de los hechos, como tampoco lo tuvo sobre la posterior incineración del fallecido ni sobre el lugar donde se lanzaron las cenizas.

Por todo ello, y tomando en consideración "la intensidad del padecimiento y sufrimiento de la actora, su carácter continuado e irreversible, consustancial a su condición de madre", así como la conducta "dolosa" del demandado, la magistrada le impone el pago de 40.000 euros. 

Comentarios