sábado 25.01.2020

Cientos de vecinos de Estivella recuerdan emocionados a Marta Calvo

Cientos de vecinos de Estivella se han concentrado emocionados en la plaza de la Creu de la localidad, frente al Ayuntamiento, para mostrar su repulsa por la muerte de Marta Calvo, nacida en este pueblo, y han encendido velas tras leer un manifiesto y guardar varios minutos de silencio

Los vecinos de Estivella salen a la calle
Los vecinos de Estivella salen a la calle

Poco antes de las 18 horas, esta plaza de la localidad del Camp de Morvedre se ha ido llenando de vecinos, algunos de los cuales no podían ocultar las muestras de dolor, para concentrarse en torno al gran árbol que domina el espacio.

Tras una pancarta que rezaba "Ni una menys" (ni una menos), los miembros de la corporación municipal, encabezados por el alcalde, Rafael Mateu, han recordado los puntos aprobados ayer en el pleno extraordinario que celebró la localidad tras conocer que el principal sospechoso había confesado que había descuartizado el cuerpo de esta joven de 25 años.

En el pleno se acordó por unanimidad mostrar la repulsa de todo el municipio por el suceso, ponerse a disposición de la familia para todo aquello que puedan necesitar y convocar la concentración que ha tenido lugar esta tarde.

En la lectura del manifiesto, consensuado por todos los grupos municipales, se ha explicado que esta vez "la desgracia" les ha "tocado de cerca" porque Marta Calvo es "hija de este pueblo", que estuvo pendiente de su suerte desde que desapareció, el 7 de noviembre pasado en Manuel, otro pueblo valenciano situado a unos 100 kilómetros de este.

Una chica, han dicho, "alegre, libre y buena, con toda la vida por delante y que ha sido víctima de una asesino" con el que se encontró "en las redes sociales fortuitamente" y que finalmente acabó con su vida.

Los vecinos han mostrado su gran sufrimiento por el hecho de que "un hombre malo" haya "traído la desgracia a una familia del pueblo" y las mujeres que han leído el manifiesto han reclamado su derecho a ser "libres y no valientes", al tiempo que han recordado que "no es no".

Con velas encendidas, que han sido depositadas junto a la puerta del consistorio, los vecinos han recordado a la joven, que vivía fuera del pueblo con su madre desde que ésta se separó de su padre, quien sí reside en el municipio con el otro hijo fruto del mismo matrimonio.

Comentarios