Jueves 18.04.2019

Cae una red que restaba kilómetros de coches de lujo que compraban en Europa

La Guardia Civil ha desmantelado a una organización criminal asentada en Madrid que presuntamente se dedicaba a comprar vehículos de lujo en Europa para luego venderlos en España manipulando los cuentakilómetros, en una operación que ha acabado con la detención de doce personas

Según informa la Dirección General de la Guardia Civil, los detenidos, de nacionalidad española y rumana, compraban los coches en Bélgica, Francia y Alemania para después eliminar una importante cantidad de kilómetros del marcador, de manera que hacían desaparecer hasta 200.000 kilómetros de un vehículo.

La investigación se ha desarrollado en el marco de la Operación Premium, cuando los agentes se percataron de que detrás de estas estafas se encontraba un grupo perfectamente estructurado y con gran poder adquisitivo, ya que los modelos afectados solo podían manipularse con material electrónico e informático especializado.

Los presuntos delincuentes estaban muy organizados en cuanto al reparto de tareas: el líder se centraba en invertir grandes sumas de dinero en comprar los vehículos, otros los trasladaban hasta España, un integrante se dedicaba a manipular el cuentakilómetros y, por último, una parte de la red vendía los coches a través de páginas de internet y de un concesionario madrileño.

Asimismo, la banda contaba con "testaferros" para darle más discreción a la actividad y dificultar las labores de investigación.

Las pesquisas llevaron a los agentes hasta una nave en el distrito madrileño de Vicálvaro que la organización había equipado como taller.

Hasta la fecha se han contabilizado 48 víctimas de la estafa en todo el territorio nacional y los agentes estiman que la red ha obtenido un beneficio de hasta 400.000 euros.

En cuanto al perfil del miembro que se dedicaba a manipular los cuentakilómetros, se ha averiguado que aparte de los conocimientos avanzados de electrónica se desplazaba con una furgoneta taller por la Comunidad de Madrid, así como por concesionarios o compraventa afincados en Ciudad Real, Toledo, Teruel y Cuenca.

La operación ha culminado con la detención de doce personas y la investigación de otras tres, además de registrar seis domicilios, un taller y una nave, e intervenir veintidós vehículos y diversa documentación.

A los detenidos se les imputa delitos de organización criminal, falsificación de documento público, usurpación de identidad, simulación de delito y blanqueo de capitales. 

Comentarios