miércoles 20.11.2019
Es una enfermedad 'tiempo dependiente'

Uno de cada tres afectados por ictus está en edad laboral

Un tercio de las personas afectadas por un ictus en España tiene menos de 65 años, es decir, aún está en edad laboral y, además, ésta es una enfermedad que le "puede pasar a cualquiera" aunque la mayoría de la población española "conoce poco o nada de ella"

Uno de cada tres afectados por ictus está en edad laboral

Cada año, alrededor de 120.000 españoles sufren un ictus, una patología -de la que hoy se celebra el Día Mundial- que casi triplica en mortalidad al cáncer de mama, de hecho, es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en la población en general, a pesar de que en el 90 % de los casos se puede prevenir.

Durante la jornada "Ictus: una enfermedad cerebrovascular", en la Fundación Mapfre e impulsada por la Sociedad Española de Neurología (SEN) y la Asociación Freno al Ictus, los expertos han puesto de manifiesto estas cifras y han hecho hincapié en la necesidad de actuar rápido ante las primeras señales.

Pérdida de fuerza repentina de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo; trastorno repentino de la sensibilidad, sensación de “acorchamiento u hormigueo” de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo; pérdida súbita de visión parcial o total en uno o ambos ojos, son algunas de esos primeros síntomas.

"Es una enfermedad 'tiempo dependiente', si en muy pocas horas no recibes atención en un hospital adecuado tus esperanzas de supervivencia o de incorporación a tu vida social disminuyen drásticamente; y de la cadena prevención, detección y actuación, el primero es el eslabón más débil, la gente no actúa", ha explicado el presidente de Freno al Ictus, Julio Agredano, durante la jornada.

Agredano ha señalado que el ictus es una enfermedad "tremendamente desconocida" y la ha comparado con el cáncer de mama.

Ha destacado que los tumores de mama han mejorado sus cifras porque hay mayor prevención y diagnóstico gracias en parte a la divulgación de información.

En el caso del ictus, hace apenas dos años no "había prácticamente nada" de información divulgativa y eso que "un tercio de los afectados está en edad laboral, por debajo de los 65 años".

No obstante, ha reconocido, la situación está cambiando, hay más información y más visibilidad.

El presidente de la Sociedad Española de Nutrición (SEN), Exuperio Díez, que también ha participado en la jornada, ha subrayado que la fotografía de la asistencia a los afectados ha cambiado mucho en los últimos años gracias a la Estrategia Nacional frente al Ictus del Sistema Nacional de Salud (SNS), de 2008.

A partir de esta estrategia, muchas comunidades autónomas fueron diseñando sus propios planes y en este sentido, Díez ha resaltado que Madrid y Cataluña van por delante porque empezaron antes, pero no por la iniciativa de las administraciones, sino de los propios especialistas.

En el mejor funcionamiento del sistema influyen también las condiciones geográficas, ya que en las comunidades que están mejor comunicadas y son pequeñas, como Madrid, es más fácil establecer una red de actuación, que en aquellos territorios donde las distancias son más grandes.

Díez ha pedido a la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, que ha intervenido en la inauguración de la jornada, la actualización de la Estrategia.

Sobre este asunto, ha indicado que el documento tiene ya diez años y desde entonces "han cambiado muchas cosas". "Diez años es una cifra para actualizar", ha considerado.

Aparicio, por su parte, ha remarcado en su intervención la importancia de la prevención de esta enfermedad, y ha abogado por la cohesión y equidad entre las comunidades autónomas a la hora de atender a los pacientes.