domingo 22.09.2019

El bloqueo político compromete el futuro parlamentario de la ley de eutanasia

El Congreso de los Diputados ha admitido a trámite la proposición de ley socialista para regular la eutanasia, tras recibir el apoyo de todos los grupos menos el de PP y Vox, pero el futuro de esta ley podría verse por segunda vez comprometido por una convocatoria de elecciones si el PSOE no logra formar Gobierno

El bloqueo político compromete el futuro parlamentario de la ley de eutanasia

El Congreso de los Diputados ha admitido a trámite la proposición de ley socialista para regular la eutanasia, tras recibir el apoyo de todos los grupos menos el de PP y Vox, pero el futuro de esta ley podría verse por segunda vez comprometido por una convocatoria de elecciones si el PSOE no logra formar Gobierno.

La Cámara Baja ha retomado este martes la posibilidad de que España regule la eutanasia con 242 votos a favor, 92 en contra y dos abstenciones, la primera iniciativa que se decide tramitar esta legislatura, si bien su desarrollo dependerá de si finalmente se forma Gobierno antes del 23 de septiembre o se convocan elecciones.

Se trata de la segunda vez que se toma en consideración esta propuesta, ya que la iniciativa -cuyo plazo de enmiendas se amplió en múltiples ocasiones por decisión de Cs y PP en la Mesa del Congreso- decayó en la pasada legislatura después de que las Cortes se disolvieran por la convocatoria electoral, un escenario que podría volver a repetirse.

La coyuntura política ha sido la protagonista del debate para la nueva toma en consideración de la ley de eutanasia: a pesar del apoyo que muchos le han brindado, los grupos parlamentarios han recriminado al PSOE que la haya impulsado sin acuerdo de investidura y han lamentado vislumbrar un uso electoralista de este asunto.

Las referencias a la deriva de las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos y la perspectiva de una nueva convocatoria de elecciones han pesado más que el propio debate sobre la naturaleza de la ley, llamada a despenalizar y regular la eutanasia en España.

"Nos sentimos profundamente incómodos con este debate. (...) Que se haga en términos profundamente electoralistas es una falta de respeto hacia esas personas que están deseando morir dignamente", ha criticado la diputada de Unidas Podemos Noelia Vera.

Vera, que ha afeado al PSOE que lleve la iniciativa a la Cámara "una semana antes de saber" si habrá nuevas elecciones, ha solicitado a los socialistas que tomen a su grupo "como aliados", no sólo como competencia.

En su defensa de la ley, el propio diputado socialista Patxi López ha solicitado que no se desperdicie la oportunidad de llegar a un acuerdo para desarrollar una legislatura en la que se conquisten derechos, se recuperen libertades perdidas y haya cohesión social, entendimiento y progreso colectivo: "Sé que valdría la pena, así que no lo malogremos", ha dicho.

Mientras desde el PP José Ignacio Echániz ha acusado al PSOE de utilizar la eutanasia "para intereses electorales del señor Sánchez", en alusión al presidente del Gobierno en funciones, la diputada de Ciudadanos Melisa Rodríguez espera que la proposición de ley "traiga con ella un acuerdo de legislatura y de Gobierno".

"Si no, hoy estarán engañando a todas las personas que están esperando esta ley y ustedes estarán demostrando que la utilizan como ley electoral (...) Espero que esta semana formemos gobierno porque si no, ustedes nos habrán faltado el respeto a todos", ha añadido.

"Deberíamos tener ya aprobada una ley de eutanasia. (...) Lo de hoy, vistos los acontecimientos, va a quedar en agua de borrajas desgraciadamente", ha lamentado el diputado del PNV Joseba Andoni Agirretxea, y desde ERC Laia Cañigueral se ha preguntado si hay voluntad real de despenalizar la eutanasia o se trata de "un acto más de la campaña electoral".

La propuesta socialista para regular la eutanasia pide "reconocer el derecho a poner fin a la propia vida en caso de enfermedad grave e incurable, o de una enfermedad grave, crónica e invalidante".

Patxi López, que ha pedido disculpas por llegar tarde "para mucha gente" que vio cómo su vida se convertía en una "experiencia insoportable", ha defendido que la iniciativa aboga por garantizar el derecho a decidir cómo enfrentarse a la propia muerte y tiene "todas las garantías jurídicas y sanitarias tanto para pacientes como para profesionales".

PP y Vox, que han votado en contra de su tramitación, han coincidido al pedir una ley de cuidados paliativos que ayude a matar el dolor y el sufrimiento, pero no a la persona.

"Lo fácil, cómodo, sencillo y barato es la eutanasia, lo responsable y humano es una ley de Cuidado Paliativos", ha defendido Echániz, que ha asegurado que desde su partido siempre se defenderá la vida y la integridad física de los ciudadanos, especialmente de los más frágiles y vulnerables.

"Esta proposición de ley no pretende finalizar la vida, sino dignificar la muerte, ustedes no quieren alargar la vida, sino alargar la agonía", ha contestado López.

Por su parte, la diputada de Vox Lourdes Méndez ha aseverado que esta ley "trata de poner toda la maquinaria del Estado al servicio de la muerte" y que lanzará el mensaje de que "la vida no merece ser vivida".

Coincidiendo con la toma en consideración de la propuesta de ley este martes, la organización Derecho a Vivir ha denunciado a las puertas del Congreso que la iniciativa "es una amenaza para los mayores españoles" y ha pedido que se aborde en el Congreso el "derecho al tratamiento del dolor". 

Comentarios