Lunes 27.05.2019

El ataque a los Menas de Castelldefels salta a la esfera política

El debate abierto por el asalto de 25 encapuchados el pasado sábado a una casa de colonias de Castelldefels que albergaba temporalmente a 35 menores extranjeros no acompañados (Menas) ha saltado este martes a la esfera política

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha instado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a convocar una reunión urgente con todos los grupos parlamentarios para abordar este ataque y también el ocurrido hace unos días cuando un hombre armado con un machete entró en otro albergue de Menas en Canet de Mar (Barcelona).

Ribó, que ha abierto una actuación de oficio para investigar los ataques, le ha trasladado la propuesta a Torra en una reunión en el Palau de la Generalitat y ha considerado necesario "cortar de raíz" cualquier expresión xenófoba para "mantener la buena convivencia".

También los grupos del PSC-Units, Catalunya en Comú Podem y la CUP han mostrado su "preocupación" por los ataques contra menores migrantes no acompañados y han reclamado al Govern que "rinda cuentas" sobre su actuación.

Así se han expresado en sucesivas ruedas de prensa en el Parlament la portavoz de PSC-Units, Eva Granados; la portavoz adjunta de Catalunya en Comú Podem, Marta Ribas, y la diputada de la CUP Natàlia Sànchez.

Granados ha pedido a la Generalitat que ejerza su "liderazgo" en la materia, dado que le corresponden las competencias al gobierno catalán, para que se produzca "una coordinación efectiva" entre las diversas instituciones y entidades sociales.

Ribas, por su parte, ha exigido al ejecutivo que se tome la cuestión "con seriedad" ya que "si no se gestiona bien, está alimentando un caldo de cultivo de racismo en el país".

Sànchez ha reclamado revertir "la privatización de la protección de la infancia" porque "es una aberración que haya lucro en los servicios sociales", y ha señalado que el actual "modelo de atención a la infancia tiene síntomas claros de estancamiento o fracaso".

El sindicato CGT ha acusado a la Generalitat y a la DGAIA de "ser parte del problema" de los ataques contra Menas y ha criticado sus "las lágrimas de cocodrilo" y que afirmen "que quieren acoger" pero "no ponen los recursos necesarios para hacerlo".

Tras el traslado anoche de los menores de Castelldefels a otro centro de acogida, los educadores del centro han revelado en una carta que no sólo hubo 17 Menas contusionados y con cortes -uno de los cuales requirió asistencia hospitalaria-, sino que los asaltantes robaron dos móviles a los menores, además de causar numerosos destrozos en la casa.

En la carta, los educadores han relatado el ataque, en el que cinco personas recibieron atención médica fuera del centro por presentar lesiones de más gravedad y dos educadoras fueron atacadas con piedras.

La carta ha revelado también que los atacantes tenían "aliados" que esperaban fuera de la casa para huir antes de la llegada de los Mossos d'Esquadra.

Además han revelado que el domingo por la tarde, algunos de los asaltantes del día anterior y otros con indumentarias con esvásticas participaron también en una concentración intimidatoria ante el albergue y arrojaron piedras contra la casa.

El conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, ha calificado los hechos de muy graves, ha dicho que tienen una connotación racista y ha informado de que, aunque no hay detenidos, algunos agresores podrían estar identificados.

"Estamos ante unos hechos gravísimos, no sólo por el ataque del sábado, sino porque el domingo se repitió una concentración ante la casa, en unos hechos que tienen connotaciones racistas, aunque a partir de aquí la investigación de los mossos y la fiscalía ya decidirá si son delitos de odio o no", ha declarado El Homrani.

Comentarios