domingo 7/3/21

Tras un año de primeros casos de COVID-19, la vida nocturna en Wuhan vuelve a la normalidad

El 8 de abril oficialmente se acabó la cuarentena en la ciudad china que fue el primer epicentro de la enfermedad. De forma gradual, se retoman las actividades de entretenimiento nocturno en esta urbe

wuham

El epicentro de la pandemia, Wuhan-China, se encuentra viviendo una nueva normalidad llena de fiestas en discotecas sin practicar el distanciamiento social o el uso de mascarillas, a un año de confirmarse el primer paciente infectado de coronavirus.

“Después de experimentar la primera ola de epidemia en Wuhan y luego la liberación, siento que estoy viviendo una segunda vida”, es lo que dice Zhang Qiong a Reuters.

Este hombre de 29 años, trabajador de una tienda de textiles de Wuhan, se encontraba celebrando su cumpleaños en una cervecería en la ciudad de Wuhan, China, epicentro de la pandemia.

Desde el 10 de mayo del 2020 el país asiático no han confirmado un solo nuevo caso de transmisión del coronavirus y desde esa época el resurgimiento de la economía nocturna en China ha incrementado de manera gradual.

Wuhan es una ciudad donde viven 11 millones de habitantes y sufrió uno de los confinamientos más estrictos de todo el mundo desde el 23 de enero hasta el 8 de abril.

Las medidas que tomaron fueron los bloqueos de carreteras, el cierre de fronteras y, por tanto, los vuelos en avión, además del transporte en trenes o buses.

“Realmente quiero apreciar este momento, porque en la vida nunca se sabe cuándo terminará. Haz que cada día feliz cuente”, comentó a Reuters Zhang, cumpleañero que festejaba en la cervecería.

Por otra parte, Yi Yi, un amante de la música rock afirmó a la misma agencia que antes Wuhan era una ciudad muerta, pero “Ahora la gente está saliendo a comer y divertirse. No creo que hubiera tanta gente antes de la epidemia”.

Sin embargo, esta situación no es reciente. En agosto de este mismo año un festival de música electrónica se desarrolló en el Parque Acuático Maya Beach, en la ciudad china de Wuhan.

En las fotografías del evento se notaron a las 15 mil personas hacinadas en una piscina sin utilizar mascarilla u otros materiales de bioseguridad.

En el mes de marzo la cuarentena de Wuhan comenzó a levantarse cautelosamente. La distancia y el uso de mascarillas se siguió respetando, pero los centro comerciales reabrieron y una persona por familia podía salir de casa.

No fue hasta el 8 de abril que oficialmente se acabó la cuarentena en Wuhan. En junio se reabrieron los mercados nocturnos y el julio la normalidad volvió a China.

Las autoridades incluso autorizaron las festividades multitudinarias, entre ellas, este concierto electrónico realizado en el Wuhan Happy Valley, un parque temático al que pertenece el centro acuático Maya Beach.

Hasta la fecha, China ha reportado un total de 86,770 casos de nuevo coronavirus en el país, 81,821 personas recuperadas y 4,634 muertes, de las cuales casi 3,900 se dieron en Wuhan.

Comentarios