viernes 25/6/21

Animalistas piden que los militares patrullen montes para proteger al lobo

La Asociación Animalista Libera ha solicitado que la Brigada Galicia VII con acuartelamiento en Pontevedra, y la Unidad Militar de Emergencias (UME), con su base más cercana en San Andrés de Rabanedo, León, patrullen los montes para proteger al lobo en Galicia

lobo

La presencia de militares en el rural gallego contribuiría, consideran los conservacionistas, "a generar una menor sensación de impunidad ante los desmanes", al indicar que la caza furtiva o los supuestos atropellos accidentales están detrás de los riesgos a una especie "con estatus especial".

"Que existe una guerra soterrada contra el lobo ibérico en Galicia no lo discute nadie y que este odio hacia el cánido salvaje es instigado casi a diario por sectores agroganaderos y procaza es una evidencia que requiere respuestas contundentes por parte de las administraciones públicas para garantizar su pervivencia", indican en un comunicado.

Con un plan gallego de gestión del lobo que para Libera "sólo existe sobre el papel y sin censos actualizados", este colectivo animalista ha puesto sobre la mesa la activación de los efectivos militares para tareas de protección de la biodiversidad.

Los animalistas consideran que el anuncio y presencia de patrullaje militar, "en zonas especialmente afectadas por estas pseudoinformaciones que buscan criminalizar al lobo ibérico", puede funcionar "para prevenir nuevos episodios de caza furtiva o los supuestos accidentes fortuitos".

Para los responsables de Libera, "detrás de la crítica constante al comportamiento natural de los cánidos está el objetivo de su exterminio total en la comunidad, un animal que parece importunar a ganaderos que jamás protegen su ganado y no se gastan ni un céntimo en medidas preventivas mientras cosechan ayudas de la Política Agraria Común, o a los cazadores, ávidos de obtener un trofeo de batida". 

Comentarios