sábado 14.12.2019

Ander Gil cree una "falta de respeto" la designación de Maroto como senador

El portavoz del grupo socialista en el Senado, Ander Gil, considera una "falta absoluta de respeto a la ciudadanía" la designación de Javier Maroto como senador por Castilla y León porque este político es una persona "absolutamente ajena" a esta Comunidad, empadronado "apresuradamente" en Segovia

Ander Gil cree una "falta de respeto" la designación de Maroto como senador

Gil sostiene, a través de un comunicado, que su elección constituye el "cese encubierto" del senador palentino y portavoz del PP en la Cámara Alta Ignacio Cosidó, quien tendrá que dejar su escaño como senador autonómico por las Cortes de Castilla y León para que Maroto pueda ocuparlo.

"Casado impone a los castellanoleoneses lo que los votantes no han querido en Álava", ha remarcado sobre el escaño de diputado del PP por esta circunscripción que Javier Maroto no logró renovar en las pasadas elecciones generales.

Para el portavoz de los senadores socialistas, su designación supone el "cese encubierto" de Cosidó debido a su relación con el caso Kitchen, y también "la demostración de que el PP, reconoce, de manera tardía, que su portavoz en el Senado no puede seguir ni un minuto más en el cargo".

En especial, Ander Gil, senador por Burgos, arremete contra Maroto porque solo le une con Castilla y León el hecho de que se ha empadronado "apresuradamente" en Segovia, y le acusa de querer ser senador "para seguir percibiendo un sueldo público y no para defender los intereses de los castellanoleoneses".

“La derecha no deja de tomarle el pelo a la ciudadanía de nuestra comunidad", prosigue en su comunicado, donde afirma que Ciudadanos se presentó para acabar con 32 años de gobierno del PP "para después engañar a sus votantes y hacer posible que sigan gobernando los mismos".

Ahora, desde el PP, subraya Ander Gil, "imponen como defensor de los intereses de Castilla y León en la Cámara territorial que es el Senado a una persona a la que solamente le interesa su nuevo domicilio porque está a 25 minutos en AVE de su despacho en Madrid”.

También apunta que el "cese" de Ignacio Cosidó “llega ocho meses tarde, desde que los socialistas comenzamos a exigirlo a Casado por la relación de su portavoz en el Senado con el caso Kitchen de presunto espionaje a los rivales del PP y presunto uso fraudulento de fondos públicos en su etapa en el Ministerio del Interior”. 

Comentarios