miércoles 12/8/20

Aguado: Comunidad Madrid se ha sentido abandonada y atacada por el Gobierno

La Comunidad de Madrid se ha sentido "abandonada" y, en ocasiones, "atacada" por el Gobierno central durante la crisis sanitaria del coronavirus, según el vicepresidente regional, Ignacio Aguado

Aguado: Comunidad Madrid se ha sentido abandonada y atacada por el Gobierno

En una entrevista con la Agencia Efe, muestra su satisfacción por el paso de la región española más castigada por la COVID-19 a la fase 1 de la desescalada el próximo 25 de mayo y asegura que el sistema sanitario madrileño está preparado para afrontar un posible rebrote.

La Comunidad de Madrid dispone de camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y de camas hospitalarias, tiene capacidad para hacer test masivos a la población -hasta 20.000 pruebas PCR al día- y cuenta con una red de Atención Primaria adecuada para atender a las personas que acudan a ella, además de hacer un seguimiento de los casos que han dado positivo, así como de sus familias.

"Estamos en unas condiciones mucho mejores que hace tres meses para abordar una epidemia porque ya venimos de una situación de crisis como la que hemos vivido con picos asistenciales muy severos", señala el también portavoz del Gobierno regional.

Aguado admite que hay comunicación entre la Administración estatal y regional, aunque no siempre han encontrado la colaboración que esperaban y en algunos casos se han topado "con la crítica directa" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, o "los ataques" de algunos de sus ministros a la Comunidad de Madrid.

Insta al Gobierno central a tratar por todos los medios de "reconducir las relaciones" y "reconstruir los puentes" porque la Comunidad de Madrid y el Gobierno de España se necesitan recíprocamente.

"Nosotros necesitamos al Gobierno de España para articular vías de financiación adicional y para conseguir marcos jurídicos que nos sirvan de paraguas para poder actuar en la región, pero el Gobierno de España nos necesita para implementar determinadas políticas y llevarlas a la calle", explica.

Aunque se trata de Gobiernos formados por partidos distintos, con disparidad de criterios, hace un llamamiento a la colaboración y el entendimiento "pensando en el interés general, que es por lo que nos pagan".

En su opinión, el Gobierno de la nación ha cometido "errores" en la gestión de esta crisis sanitaria, como todas las Administraciones, pero en el caso del Ejecutivo central los desaciertos han tenido consecuencias sobre más población.

"Ya habrá tiempo de ver quiénes y cuándo han cometido qué errores", sostiene Aguado, quien considera que ahora lo importante es que Gobierno central deje de actuar de forma "unilateral" para buscar el "consenso" con los presidentes autonómicos y pase de la "improvisación" de las últimas semanas, aprobando decretos a última hora de la noche, a la "planificación".

En la Comunidad de Madrid, todavía es pronto para hacer "un balance de lo que hemos hecho bien y lo que hemos hecho mal, porque todavía estamos en planta, hemos salido de la UCI", apunta el vicepresidente regional.

Sin embargo, entre los aciertos, destaca, la región madrileña fue la primera en cerrar los centros de mayores el 6 de marzo y en suspender toda la actividad docente presencial en colegios y universidades el 9 de marzo.

"El principal error, aunque sea paradójico, fue no haber actuado antes, porque si hubiéramos podido actuar una semana o dos semanas antes seguramente habríamos conseguido minimizar más el impacto de la epidemia en Madrid", subraya.

Hasta el 8 de marzo, precisa, "el Gobierno de España no era muy proclive a tomar ningún tipo de medida que supusiera una restricción de la movilidad o de derechos", mientras que la Comunidad de Madrid decidió cerrar centros de mayores y suspender la actividad docente presencial para contener la expansión del virus. 

Comentarios