miércoles 12/8/20

17 testigos contribuirán a dilucidar la propiedad del Pazo de Meirás

El antiguo edificio de la Audiencia Provincial de A Coruña acogerá desde este lunes el juicio por la reclamación del Estado de la propiedad del Pazo de Meirás, actualmente en manos de la familia Franco, en el que intervendrán a lo largo de tres días un total de 17 testigos

17 testigos contribuirán a dilucidar la propiedad del Pazo de Meirás

El juzgado de primera instancia número 1 de A Coruña celebrará este juicio los días 6, 7, 8, 9 y 10 de julio, de 9.30 a 15.00 horas, y el Estado reclama a la familia Franco la propiedad del inmueble, ubicado en Sada (A Coruña), detallan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

En la causa figura como parte demandante la Abogacía del Estado y como intervinientes que también solicitan la devolución de la propiedad están la Xunta, la Diputación de A Coruña y los Ayuntamientos de Sada y A Coruña.

Como parte demandada se han personado seis miembros de la familia Franco y una sociedad mercantil.

El primer día de juicio, este lunes, comparecerán como testigos un guardia hortelano del pazo hasta 1990, dos vecinos de Meirás, un funcionario del Ayuntamiento de A Coruña, el secretario particular de Carmen Polo Martínez-Valdés y de Carmen Franco Polo tras el fallecimiento de Francisco Franco y el alcalde de Sada desde 1979 hasta 2007.

También declarará un amigo de la familia Martínez-Bordiú Franco, suegro de una de las demandadas y que asumió labores de gestión sobre la rehabilitación del pazo tras su incendio y parcial destrucción en 1978.

El martes, 7 de julio, la sala escuchará a los coautores del informe sobre actuaciones de la Comandancia de Fortificaciones y Obras de A Coruña, en el Pazo de Meirás, y coautores del libro 'Meirás, un pazo, un caudillo, un expolio', así como al presidente de la Comisión de Expertos de la Xunta que realizó, en junio de 2018, el informe sobre las posibilidades de incorporar al patrimonio público el Pazo de Meirás.

Al día siguiente, 8 de julio, declararán tres profesores universitarios miembros de la Comisión de Expertos de la Xunta y cuatro peritos de la empresa Tragsatec.

El 9 de julio, jueves, está reservado para las conclusiones y, el 10, por si los días previos fueran insuficientes.

La estrategia jurídica de la Abogacía del Estado en este juicio se centrará en demostrar la irregularidad de la compra por Francisco Franco y la posterior administración del inmueble por parte del Estado.

Pretende demostrar así que la compra del inmueble fue "simulada y fraudulenta", un argumento que sostendrá con "un documento clave que demuestra que Franco falseó el título con el que inscribió el Pazo de Meirás a su nombre", lo que constituiría en la actualidad un supuesto delito de falsedad en documento público.

Por su parte, los herederos de Franco alegan que han poseído como dueños "hasta hoy", de "buena fe" y "con justo título" el inmueble, en el que no se han hecho inversiones a costa del erario público.

Además, la defensa de los nietos de Franco asegura que pagaba los impuestos correspondientes y que se imputaba los gastos, ingresos y rendimientos en su cuota tributaria, mientras que la Abogacía del Estado sostiene que los impuestos se pagaban con dinero público. 

Comentarios