Pablo Iglesias, abucheado en la estación de Sants por manifestantes