¿De qué coherencia política habla el Gobierno? Por Elsa S. Vejo