La TDT

Estoy entretenidísimo con la TDT. Gracias a ella he recuperado la costumbre de hacer zapping. Todo parte de una novatada que todavía no he asumido. Verán: puse el aparatito y por arte de magia se me colocaron por orden alfabético un mogollón de canales. Orden alfabético y por supuesto, las cifras primero.

Me dispuse a ver el telediario de la 1ª, para lo cual pulsé el número uno. Al cabo de dos horas y tres partes meteorológicos repetidos, me di cuenta que estaba viendo el canal 24 horas. Avergonzado pulsé el dos y me salió un canal llamado 40 Latino que no estaba en situación de valorar ya que me duraba la sensación de ridículo, pero juré no volver a verlo. En el 3, 4 y 5 entré en el mundo de Antena3, que sinceramente no frecuento mucho, yo creo que es por el color desvaído, me parece que utilizan luces de bajo consumo, pero aquí han ampliado las opciones para ver si me convencen.

De esta forma ya me decidí claramente por el zapping y llegué a la Cuatro: tengo un grave problema con este canal; hacen realitys y concursos que fracasan y no sabemos nada más de los concursantes. ¿Qué hacen con ellos? ¿Los guardan para mejor ocasión? ¿Los abandonan a su suerte? Me temo lo peor.

Cuando llego al canal Gol me dicen que debo comprar otro aparatito, lo cual está descartado pues ya no me cabe.

Luego pasas por una serie de canales en los cuales hay siempre varios señores serios que están de tertulia. Por discreción paso de ellos pues me han enseñado que no se deben escuchar las conversaciones de los mayores. Llego a otro bloque que emiten series de mi juventud, es decir: cercanas a los hermanos Lumiere, que como saben inventaron este negocio del cine. Mezclado con ello, unos dibujos y clase de inglés.

Sigo y casi me alegro al ver una cara conocida: JJ Vázquez. Ese siempre está ahí. A todas horas. Ahora en dos canales. Es un claro candidato a la medalla al trabajo. Eso quiere decir que estoy ya en la t de Telecinco. La familiar sensación dura poco debido a la temática y por ello aprieto el botón siguiente y me sale una competición de un deporte que desconocía, lo cual es difícil. Más tarde veo una emisora de anuncios de la Comunidad de Madrid y posteriormente llego a unos canales que generalmente programan una cosa que le llaman teletienda o llamadas a TV, que opino es una de las responsables del estado de crispación en los que está sumida la sociedad española.

Pienso en los pobres anunciantes que se gastan un pastón y me quedo a ver un bloque de spots en el fútbol de la Sexta. En uno de ellos se habla de que la TDT es la televisión de hoy y del mañana. Opino que por ahora es del ayer.

Así que cierro el aparatito y esperaré al mañana.