Que no nos recorten la sonrisa

En estos días se celebrarán elecciones en Andalucía y Asturias. También está previsto que se presentarán los Presupuestos Generales los cuales, gane quien gane, incluirán otra ración de nuevos recortes. Parece ser que en Bruselas tienen prisa ya que no han visto el sol en todo el año y desean venir a la Costa del ídem para disfrutar, con los deberes hechos, sus vacaciones de Pâques. Lo más positivo es que toda esta etapa
tenga su inicio en Andalucía, pues habrá que tomar las cosas con filosofía y procurar que no nos recorten la sonrisa.

Andalucía es una bendita tierra que tiene grandes bienes tanto materiales como inmateriales: sus gentes, recursos naturales, infraestructuras, cultura…. En el apartado de inmateriales aparecen extraños conceptos que la enriquecen todavía más. Me refiero a todo eso del embrujo, el hechizo, el duende, el color, el sabor y bastantes más que les pertenece en exclusiva por tradición oral y musical.

Estaría bien que nos enseñasen, en rápido cursillo, algo de estos conceptos pues los vamos a necesitar. Me temo que cuando presenten los próximos recortes nos vamos a quedar algo más que embrujados o hechizados. Seguramente entraremos en estado endemoniado.

Según mis cálculos, todas las circunstancias citadas derivarán en una catarsis cuyo desarrollo seguirá el siguiente programa: una vez hecho el recuento de votos; un andaluz de Jaén (y por ello se le supone que es aceitunero altivo) que atiende por Cristóbal Montoro nos leerá el pregón de recortes que significará el inicio de los festejos.

A dicho pregón le darán la réplica los señores Méndez y Toxo que encabezarán las procesiones laicas, también llamadas huelgas generales, como ya está anunciado. Con ello se dará paso a un nuevo período presidido por un concepto también muy recurrente: el fervor. Este puede ser político o religioso, pues inmediatamente se iniciarán las procesiones religiosas (desde los Dolores hasta la Resurrección) con sus penitentes que se supone que este año serán numerosos. Ya sea porque tienen algo que penar, porque han perdido las elecciones o porque les han lavado el cerebro piensan que la situación económica actual se debe a que precisamente ellos “han vivido por encima de sus posibilidades”. Hay gente para todo.

Pero no se preocupen. Con el ejemplo andaluz no perderemos la sonrisa. Eso ni hablar. Algo helada si puede quedar. Pero no recortada. Hay motivos para el optimismo: en Abril se celebrará la Feria sevillana y ahí también resucitará el embrujo, el hechizo, el duende y lo que ustedes quieran. Incluso la gracia y el salero. Además el “rebujito”, que como ustedes saben es una bebida tradicional en las ferias y romerías, a base de vino manzanilla, gaseosa y mucho hielo, ya no puede estar más aguado. Eso significa indudablemente que estamos tocando fondo.

Hasta la próxima semana.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.