1.500 mujeres

Según una confidencia que recoge Pilar Eyre en un documentado y agotadísimo libro, el Jefe del Estado, nunca mejor dicho, ha “estado” con más de 1500 mujeres. Esto es lo que se llama una exclusiva o una auténtica jefatura, aunque no esté confirmadadel todo. Parece que existen datos de unas 17 señoras aproximadamente pero se desconoce la identidad de las restantes 1483.

Esta machista contabilidad me produce muchas y negativas sensaciones, pero prevalece la inquietud que siento ante las nuevas generaciones cuando pienso en la cantidad de posibles “Leandros de Borbón” y familiares que mis descendientes van a tener que soportar en sus veladas televisivas.

Está claro que había que superar el record que la leyenda atribuía a Julio Iglesias, según la cual el cantante había llegado a “estar” con más de 1000 señoras. Supongo que esta es la última intención del autor o autora de tal confidencia: establecer una nueva marca, de acuerdo con la tradición que glosa también hazañas machistas de pesca y caza a los jefes del estado con los que nos han tocado convivir.

Pues bueno, aquí vengo yo a fastidiarles sus penosas cifras.

Lorenzo da Ponte, autor del libreto de la ópera Don Giovanni compuesta por Wolfgang Amadeus Mozart (coincidirán conmigo que ambos autores constituyen toda una garantía) detalla con datos concretos y en boca del criado Leporello la relación de las aventuras del Burlador de Sevilla: 640 señoras o señoritas en Italia, 231 en Alemania, 100 en Francia, 91 en Turquía y en España… en España: 1003; “Mile e tre”. Lo cual, sin contar con las que se producen a lo largo de la representación, alcanza la cifra de 2065, si mi calculadora no miente, ya que mi mente no está para estas operaciones.

Ahí queda eso para quién pueda superarlo. Eso sin aviones, yates, internet ni móviles para organizar sus citas o para ampliar el círculo de posibilidades. Para fantasías, mejor las de mayor calidad artística.

Todo esto es muy lamentable. Un españolito, marido ejemplar, si cuenta (lo cual ya es muy decepcionante, si además “lo cuenta”) lo hace en unidades. Si tiene o ha tenido la moral algo distraída cuenta en decenas. Los que cuentan en centenas, tienen una “conducta poco ejemplar”. Si lo hacen en millares ya son unos auténticos “ejemplares”. Son personajes casi mitológicos, y servidor se resiste a pensar que el jefe del Estado actual sea así, por mucho que lo intenten sus lacayos.

Pero hablando de erotismo, mitología, historia y literatura no puedo olvidarme de nuestro colaborador Tiberio que cada semana nos ofrece en este periódico sus divertidas y minuciosas “Memorias de un libertino”. El otro día pude compartir una agradable cena con él y debo decir, para espanto de aduladores y cortesanos, que Tiberio llegará a 2500. Seguro.

Hasta la próxima semana.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.