David Pérez

Alcorcón se sale

Alcorcón se sale

Alcorcón vive uno de los momentos más prometedores de las últimas décadas. Esto no es amor de alcalde, es una realidad sustentada en datos objetivos y contundentes, como me dispongo a explicar.

En este momento, hay una decena de grandes proyectos, deportivos, sanitarios, comerciales y educativos desplegándose en nuestro territorio o a punto de hacerlo. Estos proyectos, generadores de empleo y valor, no han recalado en nuestra ciudad por azar, sino como consecuencia de una política meditada, combinada y constante capaz de atraer inversiones y oportunidades para Alcorcón. 

Actualmente, Alcorcón lidera el crecimiento económico y la renta per cápita de toda la zona Sur y supera la media regional en ambos aspectos y en la creación de empleo, que supera al resto de municipios vecinos. 

En los últimos cuatro años, Alcorcón ha reducido el paro en 5.000 personas. En un periodo equivalente el PSOE aumentó el paro en 6.800 personas. Estoy especialmente orgulloso de este cambio de tendencia, que hemos logrado todos juntos en esta gran ciudad. 

Finalmente, y aunque aún queda mucho por hacer en el periodo medio de pago, hemos pagado ya 385 millones de euros de los 612 millones de euros que nos dejó el PSOE. 

Al mismo tiempo, hemos impulsado infraestructuras y medidas generadoras de empleo y crecimiento económico, como el polígono El Lucero a corto plazo o la revisión del Plan General de Ordenación Urbana a medio-largo plazo. 

Y todo ello sin subir los impuestos, y hasta bajando las tasas cuando ha sido posible. Y hemos aumentado las becas y las bonificaciones y ayudas familiares, hemos realizado inversiones necesarias y hemos reducido la delincuencia hasta convertirnos en una de las tres ciudades más seguras de la Comunidad de Madrid. 

Reducir burocracia, pagar deudas, equilibrar cuentas, bajar impuestos, atraer inversiones, garantizar prestaciones, reducir el paro. En eso está Alcorcón ahora mismo. Alcorcón es una ciudad líder. Si hablamos de progreso real, y no de circos, Alcorcón se sale. Ojalá nadie rompa esta realidad por intereses partidistas. Ahora toca primar el interés general de los vecinos, no el interés particular de los partidos que ya quebraron la ciudad o quienes se planteen entregarles la ciudad de nuevo. Queremos más y mejor futuro para Alcorcón. Trabajamos para construirlo. Junto a los vecinos.