Carlos Miranda

ROBAN, CONFUNDEN Y ASUSTAN

ROBAN, CONFUNDEN Y ASUSTAN

Entré en mi bar favorito y vi como ANDREA, nuestra androida preferida, atendía a un Pesadillas desconsolado en su butacón

Entré en mi bar favorito y vi como ANDREA, nuestra androida preferida, atendía a un Pesadillas desconsolado en su butacón.

 

  • ANDREA acaba de despertarme, dijo Pesadillas. Afortunadamente, porque soñaba que me encontraba en una cena de acción de gracias ofrecida por Trump en la que homenajeaba a Marine Le Pen, Presidenta de Francia, y a Geert Wilders, Primer Ministro holandés. Putin reprochaba a Trump por videoconferencia no haber reconocido aun su anexión ilegal de Crimea.

 

  • Esa cena de acción de gracias estadounidense es en noviembre y estamos aún en marzo, dije yo. Tiene tiempo Trump para plegarse a Putin, pero tras las elecciones en los Países Bajos sabemos que Wilders no gobernará y esperemos que Le Pen tampoco.

 

  • En mi horrible sueño, añadió Pesadillas, también estaban Puigdemont y Mas ofreciendo a Trump un 0,5% por el reconocimiento estadounidense de una Cataluña independiente.

 

  • ¡Qué ratas son! exclamó Centrocampista irritado. El jefe del Palau de la Música cobraba un 4% en las obras públicas adjudicadas por el Govern en poder de Convergencia i Unió (CiU) reconvertida hoy en Partido Demócrata de Cataluña (PDECat).

 

  • En efecto, afirme. No robaba España sino el Palau. De ese 4%, un 2,5% iba para CiU y el 1,5% restante se lo repartían el presidente del Palau y su vicepresidente.

 

  • Eso han declarado en el juicio, pero poco efecto tendrá en los seguidores del PDECat, se lamentó Centrocampista. Dirán que eso no afecta a sus aspiraciones separatistas y que, además, el PDECat no tiene nada que ver con CiU. Eso sí, en este y demás casos de corrupción, casi nadie devuelve un céntimo.

 

  • Pues ETA quiere devolver algo, dijo Pesadillas. Dicen que entregarán todas sus armas el 8 de abril. ¡Mejor que no las hubieran tenido nunca! Debían haberlas entregado ya cuando dejaron de matar en 2011 y haberse disuelto entonces. En cualquier caso, ya es tarde para que puedan pretender sacar beneficios de su agónica desaparición. La democracia y la sociedad los derrotaron.

 

  • Bueno, intervino Centrocampista, puede aún haber un truco. En el ministerio del Interior dudan que vayan a entregar las armas relacionadas con más de 300 asesinatos suyos cuya autoría personal se desconoce. Tampoco Francia quiere negociar con ellos.

 

En esto, llego ANDREA para reponer nuestras bebidas y dejarnos más aceitunas. "El mundo está loco" afirmó metálicamente mientras se marchaba.

 

  • El que puede estar mal de la cabeza es Trump, me atreví a aventurar. El video que muestra como no quiso estrechar la mano de Merkel en el despacho oval de la Casa Blanca a pesar de los requerimientos de los periodistas y la sugerencia de la propia Merkel parece indicarlo. Trump hace caso omiso sentado en su butaca como si fuese un niño refunfuñado inmerso en otra realidad. Extraño si se tiene en cuenta que le dio la mano a Merkel a su llegada a la mansión presidencial.

 

  • No eres el primero en decirlo, puntualizó Pesadillas. Incluso psiquiatras norteamericanos lo afirman.  Ello es muy inquietante cuando se suman cuatro cosas: la reducción en un tercio del presupuesto para su diplomacia y la ayuda al desarrollo; el incremento en un 10% de los gastos militares; y las amenazas de intervención militar si Corea del Norte sigue adelante en su rearme nuclear. El menguado Secretario de Estado, Rex Tillerson, dejó esto último claro en su reciente gira por Tokio, Seúl y Beijing. 

 

  • Pareces el niño que decía que “la Santa Trinidad son dos: el Padre”, comentó jocosamente Centrocampista. ¿Cuál es la cuarta cosa?

 

  • ¡Pues que puede apretar el botón nuclear! exclamó Pesadillas.

 

  • En efecto, le dije. La sola razón de ser del arma nuclear es su carácter disuasorio. Ello ya es suficientemente preocupante, pero es una realidad por gestionar porque las armas nucleares no van a desaparecer del todo y menos aún el conocimiento para fabricarlas. Amenazar con un primer uso de las mismas se saldría del guion controlado, hasta cierto punto, de la disuasión. En esto, Trump es preocupante por su carácter colérico y su imprevisibilidad cuando en materia de disuasión nuclear es esencial una mente estable y la previsibilidad.

 

  • China tiene mucha culpa de esta situación, precisó Pesadillas, y eso dice Trump. Beijing tenía que haber parado antes las ambiciones nucleares de Corea del Norte. En cuanto a la rivalidad militar entre China y EEUU, también está en el espacio, no solo en el mar de China meridional.

 

  • Así no vamos a ningún lado dijo un Centrocampista sombrío antes de marcharse, agotadas las aceitunas, a otro corrilllo.

 

  • Ni ha dicho que nos zurzan ni que estas cosas no debieran importarnos, comentó Pesadillas.

 

  • Será que está cambiando .....

 

Carlos Miranda es Embajador de España