En el Barça-Real Madrid está la Liga

Después de ver los dos partidos de los dos equipos que se juegan la liga, Real Madrid y Barcelona, cada vez tengo más dudas de que esta liga la vaya ganar el Real Madrid a pesar de llevar cuatro puntos de ventaja. Hay algunas cosas que me hacen sospechar.

Y lo digo después de ver los dos partidos, el del equipo de Mourinho que se enfrentó al Sporting de Gijón, y el Barcelona que visitó al Levante, donde los dos no tuvieron su mejor noche y carecieron de la autoridad de otras veces.

En el primero entre madridistas y sportinguistas, el colegiado señaló un penalti a Sergio Ramos que generó muchas dudas, aunque eso sí nadie lo discutió a pesar de que por mucho que se repita la jugada no lo veo tan claro como el colegiado lo vio. Más tarde, sin embargo, el mismo árbitro negó un penalti a Di María claro como el agua.

A pesar de todo y ante la desesperación de Mourinho en el banquillo, el Real Madrid siguió a lo suyo y terminó ganando claramente al Sporting por 3-1, eso sí sin brillantez, pero sin trampas ni cartón. Logrando igualar el récord de 107 goles de la Quinta del Buitre. El 108, se lo guardan para el Camp Nou el sábado próximo.

Dos horas después, el Barcelona se impuso al Levante por 1-2, gracias sobre todo al colegiado Texeira VItianes, que se inventó un penalti que no fue, solo existió en la imaginación del linier apoyado por el árbitro que dio carrete a su ayudante cuando él debió ver la jugada con claridad porque estaba a escasa distancia y se hizo el sueco. No fue penalti y sí falta de Cuenca sobre su defensor, a quien tocó con la pierna izquierda en un forcejeo entre ambos jugadores que se estaban cargando mutuamente. La jugada a la postre resultó decisiva para el Barcelona que se llevó una victoria que no mereció ante un buen Levante que le  plantó cara en todo momento.

Me resisto hablar de los árbitros, pero después de lo visto no puedo permanecer en silencio. No tengo más remedio que rebelarme. Me parece impresentable que el Barcelona reciba tantas ayudas innecesarias. No sé si es una casualidad o no, pero cuando anda metido en problemas siempre los árbitros acuden a su ayuda. Y lo digo con conocimiento de causa y con argumentos.

Hace años contra el Chelsea, ya sabemos lo que pasó, el Ovrebo de turno no vio hasta tres penaltis de libro en contra del Barcelona. Luego, después curiosamente se retiró. Sin ir más lejos y actualmente, cuando el Milán le empató en los cuartos de final de la Champions, el holandés Kuipers, sin estar el balón en juego en un saque de esquina se inventó un penalti que entrará en los anales de lo que no debe hacer un árbitro,  cuando curiosamente en esa misma jugada Pujol, estaba haciendo un placaje a un defensor italiano. Y para rematar la jugada  en la última jornada de liga en el Ciutat de Valencia, el resultado era de empate a uno con el Lavente haciendo un gran partido, y el linier se inventa un penalti al que por supuesto el colegiado Texeira Vaitines no dudó en confirmar cuando la falta era del delantero azulgrana y no del defensor granota.
De vez en cuando hay que ser claros, y el que no quiera ver esta realidad es que está ciego. No entró a valorar el buen juego del Barcelona en estos años, que ha sido evidente pero negar que ha tenido el Santo Grial vestido de negro de cara, es negar la evidencia.

No me extraña que Mourinho viendo lo que está viendo salte y mueva Roma con Santiago. Ya sufrió arbitrajes en contra la temporada pasada en semifinales de la Champions, y más recientemente en las semifinales de la  copa del Rey con ese penalti de Puyol a Benzema en el último minuto cuando el resultado era de empate a dos. Esa jugada pudo significar la expulsión del defensor azulgrana y la clasificación del Madrid en el caso de que hubiese transformado la pena máxima.

Con todo esto  quiero decir, que va a ser casi imposible que el Real Madrid gane la liga, porque tiene que luchar no solo contra el Barcelona sino contra todos los elementos.

Quedan 15 puntos para el final del campeonato, pero los tres del próximo Barcelona-Real Madrid del sábado serán decisivos. Viendo lo que estoy viendo, no dudo que allí el Madrid puede sufrir una encerrona. ¡Ojalá Undiano Mallenco no se deje influenciar por nadie! Y tenga la personalidad que se le atribuye al que está considerado el mejor arbitro del fútbol español. Simplemente le pido que sea un juez imparcial y que no se deje presionar por nadie. Y menos por Guardiola, quien por cierto acorraló en más de una ocasión al cuarto árbitro del Levante-Barcelona. ¿Se imaginan que eso mismo lo hace  Mourinho? Lo hubiesen expulsado a los dos minutos. Ya está bien de tanta bula para un Guardiola que cuando se ve perdido es un ultra más.

Pensaba que esta liga era del Real Madrid porque se la merece por juego y por goles, pero por lo que estoy viendo, por las decisiones arbitrales de los últimos partidos creo que al equipo de Mourinho le van hacer la envolvente y que al final puede perder la liga a pesar de la ventaja que tiene.

Que a Undiano Mallenco le pille confesado. Necesitará más valentía que un gladiador ante el populacho del circo romano el próximo sábado entre el Barcelona-Real Madrid.

Dicen que hay un contubernio del hotel Alcalá donde Rosell, presidente del Barça y Ángel Villar, de la Federación Española de Fútbol, se reunieron y que entonces, se decidió que el Madrid soportaría malos arbitrajes y que con el Barcelona serían más benévolos. No sé hasta que punto eso sea verdad -la reunión existió- pero viendo los últimos arbitrajes de unos y otros hasta me lo puedo creer.

Si el Madrid gana esta liga será porque es un equipo de otra galaxía, porque está haciendo números de récord, y porque seamos sinceros se la merece al ser el más regular y el mejor hasta estos momentos.

El Madrid ante el Sporting, jugó sin ninguna brillantez pensando más en el partido del martes frente al Bayern Münich y en el gran clásico del sábado ante el Barça. Pero ganó con todo merecimiento, cosa que dudo en el partido del Barcelona donde tuvo a los Idus de Abril a favor.

El sábado en el Camp Nou los dos mejores equipos del continente se juegan la liga. Lo único que pido es que Undiano Mallenco no tenga presiones de las altas esferas y que sea ecuánime. ¡Que Dios le pille confesado!  Y permítanme que dude que el Madrid vaya a ser campeón de liga. Tiene a todos los elementos en contra.

PD: Sin ganas de molestar a nadie, pero lo cuento tal como me lo han contado. Saben en qué se parece el Barcelona al Canal Plus, en que comprando la liga te regalan la Champions y la Copa.

Alfonso Celemín-Estrella Digital

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >