La mosca

Más cojonera que nunca, se acabó lo de ser sólo el logo de las cadenas, de aguantar lo que me pongan sin rechistar

La obsesión fálica de Leticia Sabater

Leticia Sabater, en el vídeo de 'El Pepinazo'
Leticia Sabater, en el vídeo de 'El Pepinazo'
La obsesión fálica de Leticia Sabater

Ni el Congreso del PP madrileño, ni la muerte de Chuck Berry, ni los goles de Griezman, Messi o Benzemá. La noticia más destacada del fin de semana ha sido la de la presentación del vídeo del nuevo 'temazo' de Leticia Sabater. Si antes fue 'La Salchipapa', ahora es 'El Pepinazo'. Lo siguiente puede ser, directamente, 'El Pene-hit' o 'El Polla single'. El tema fálico en general parece ser el único que inspira a esta chica que se cree cantante. 

Bueno, se cree además que es una adolescente a sus 50 años, que en cuanto a cuerpo no tiene nada que envidiar a Alessandra Ambrossio, y que es más guapa que Catherine Deneuve en sus buenos tiempos. Ah, y encima que es una gran compositora.

"Oye papi, todas las chicas te llaman Pepinazo del verano ¿Qué secreto que tú tienes, que las trae loquitas? Toma toma, pepinazo. Toma, toma, pepinazo.Toma, toma, pepinazo. Y me lo como yo, yo, yo. Sube, sube, sube el flow con la Leti. Chico latino, yo te llamo tolai. Por fin te dejo, olvídame in the night. Se acabaron tus rollitos con otras chicas. Obsesionado con las rubias de Ibiza. Siete gintonic, dos tequilas y un buen pedo para demostrarte que no eres el que quiero. Promesas, mentiras, tus promesas... Ya me lo advertían mis amigos ¡Pepinazo! Toma toma, pepinazo. Toma toma, pepinazo.Toma toma, pepinazo. Y me lo como yo, yo, yo".

Si lo cantara no ya Frank Sinatra sino, por ejemplo, Beyoncé, todavía habría alguien que dejara en un segundo plano la letra. Si lo canta ella, con esa voz de monaguillo borracho que Dios le ha dado, lo más que consigue abstraerte de esas rimas son los biquinis y triquinis que luce, que parecen sacados de cualquier garito de Las Vegas. 

"Chico latino, te he pillado, te he pillado whatsapp y fotos de otras chicas que has besado. Ahora soy yo la que contigo he jugado. Te he puesto cuernos. Chico la has cagado. Besé a un guapo mexicano en la disco anoche y me enrollé con un colombiano y son mucho mejor que tú. Ya eres muy famoso y todos gritan ¡Pepinazo! Toma toma, pepinazo. Toma, toma, pepinazo.Toma, toma, pepinazo. Y me lo como yo, yo, yo". Eso es lo malo, que encima el temita es más largo que un día sin multas para Manuela Carmena. 

Una se pregunta una y otra vez cuándo va a comérselo de verdad y a acabarse el suplicio, pero aquello dura y dura y te entran ganas de tirar el ordenador, si estás viendo el vídeo en youtube, o de bajar y pegar al vecino que ha decidido ponerlo por ti a toda potencia. Lo primero, lo de verlo tú, es casi peor, porque al principio se escucha a un imitador de Boris Izaguirre y a otro de Chiquito de la Calzada, para terminar con otra voz que emula a Torrente y que en el fondo viene a resumir lo que todos habíamos pensado pero nadie se había atrevido a decir al escucharla decir lo de "me lo como yo, yo, yo". Como dice el personaje creado por Santiago Segura,  "la arreaba un pepinazo que la ponía mirando a Cuenca. Venga, hasta la campanilla". Y otros protestando por las misas en TVE.