El conde crápula
elcondecrapula@estrelladigital.es

Carnaval desde Río: los mejores culos del mundo

Brasil presume de que sus mujeres tienen los mejores culos del mundo. Y el carnaval de Río de Janeiro es el mejor escaparate para demostrarlo. Impresionantes garotas (chicas jóvenes en brasileño) encabezan cada comparsa con un frenético movimiento de caderas al ritmo de la  mejor samba. Con la música se te van los pies y con los culos se te van los ojos… así que a más de uno se le ha ido la cabeza.

Lo que no demasiada gente conoce es secreto homenaje a esos traseros de infarto que esconde el Sambódromo más conocido del mundo: Sus 700 metros de largo (aunque por televisión parezca infinitamente más), abarrotados por 75.000 personas que pagan hasta 2.000 euros por una entrada, finalizan en una gran escultura con forma de ‘m’ mayúscula. Ese símbolo del carnaval de Río, representa en verdad, ¡¡un tanga!! Esa minúscula pieza que tantas alegrías nos da a todos. Fíjense bien en la foto: dos tiras más anchas que rodean la cintura de la belleza que lo luce y una tira central más fina que acaricia su oscuro secreto de deseo coronado por un triángulo juguetón.

En Brasil está prohibido hacer top less por lo que las mujeres se ven obligadas a enseñar más trasero que delantera, aunque los bikinis brasileños en general dejan poco a la imaginación.

Una de las cosas que más sorprende gratamente de Río es la libertad con la que la gente viste –o se desviste– y el descaro con el que todo el mundo mira a todo el mundo, aunque tras sus miradas suele haber más deseo que crítica. Da igual como seas físicamente que en Río siempre hay un roto para un descosío. La playa es el más claro ejemplo…

Dicen en Río que las familias van a  la playa de Copacabana; los ricos, a la de Leblón; y la gente guapa, a Ipanema. La playa que inspiró la famosa canción ‘La garota de Ipanema’ concentra a mujeres con cuerpos espectaculares –doy fé– y también a otras cuya espectacularidad está en la libertad con la que se enfrentan a la vida. En Brasil sea como seas, raro es ver a una mujer con un bañador de esos enteros.  ¡Todas con tanga o bikini aunque sea la talla XXL! Y a mí eso me encanta. Son las otras garotas de Ipanema. Como decía el anuncio del especial brasileñas de la desaparecida revista ‘Man’: “si eres hombre, te va a gustar…”