José Romero

La venganza de los feos

Resulta que hallándome de vacaciones en la costa del Levante español -si los antiguos corsarios y piratas levantasen la cabeza, se harían de oro secuestrando guiris para pedir posteriormente un rescate-, me encuentro con Antonio "el feo", un...

No se deja a nadie atrás (La olvidada batalla de Najaf)

Últimamente recibo mensajes a través de distintos medios, de soldados españoles que han participado en misiones en el extranjero. Todos rezuman tristeza, desesperanza y cansancio. Sobre todo cansancio. Me piden con humildad, pero con el orgullo intacto,...

Elogio del botijo

Vivimos en una sociedad dependiente de la electricidad. Casi todo, funciona con electricidad: la luz de los hogares, muchas calefacciones, el aire acondicionado, las cocinas y hasta los consoladores que van a pilas. De hecho la electricidad ha cambiado al ser humano. Por...

Elogio del botijo

Vivimos en una sociedad dependiente de la electricidad. Casi todo, funciona con electricidad: la luz de los hogares, muchas calefacciones, el aire acondicionado, las cocinas y hasta los consoladores que van a pilas. De hecho la electricidad ha cambiado al ser humano. Por...

Seriedad

Me encuentro con un amigo que acaba de llegar de un viaje de placer a los EE.UU, concretamente a la ciudad del juego y la diversión: Las Vegas. -¡Joder macho!-me dice con cara de cansancio por el largo vuelo-. No veas si son serios estos americanos. Cuando...

Los guardianes de sus hermanos

Resulta que en Londres, unos malnacidos han matado a siete personas a cuchilladas traperas-¡qué mala prensa han tenido siempre los traperos!-, unos días después de que otro hijo de puta matase niños y niñas con una bomba en un...

Siendo solo dos niños

Eran solo dos niños cuando se conocieron aquel verano en el pueblo donde ambas familias pasaban las vacaciones. Elisa tenía 14 años y Luis 15 primaveras. Ella fue al baile de las fiestas patronales acompañada de sus amigas, que en el pueblo...

Españoles

Por motivos ajenos a mi voluntad-bastante ajenos por cierto-, he tenido que cambiar de domicilio. Tras tantear el mercado de alquiler, y después de visitar los cuchitriles más propensos para que habiten en ellos una pareja de pingüinos, que no de...

El vendedor de rosas

Camina lentamente, sin prisa. Es delgado y de corta estatura. Posee una cara afilada y morena. Viste de trapillo, ropa usada que compra en el rastro los domingos por la mañana. Hace tiempo que llegó a España desde Bangladés , su país...

El desierto del honor

El calor es infernal.  El Sol, en lo alto del cielo calienta a los hombres que temerariamente han osado adentrarse en aquellas terribles tierras. La temperatura alcanza los cuarenta y cinco grados por el día y por la noche el frio congela a los caminantes a menos...

La soledad de Carmen

Carmen se ha pintado los labios con carmín y se ha colgado el bolso que alguien le regaló, y sale a la calle buscando amor . Porque hace tiempo que se separó harta de domingos de fútbol y noches sin pasión. Los años pasaron...

Noche de fuego

Permítanme que les cuente una historia: Luisito “el puñales” siempre había sido un tío normal hasta que el destino torció su vida. Una mala novia, nefasta gestión de los negocios y adicción al alcohol le...

¡Gerónimo!

Los helicópteros ultra secretos, invisibles al radar y silenciosos,  avanzan en la cálida noche pakistaní. Hace calor y todo el vecindario está en calma. La atmosfera esta quieta y el olor a comida impregna el ambiente. Son la ocho de la tarde...

La noticia

Parece que somos inmortales, o al menos eso nos creemos. Durante años jugamos con el riesgo y en ocasiones con la muerte, porque somos jóvenes y nada nos puede ocurrir. Nuestro cuerpo es joven, fuerte, capaz de cualquier hazaña física, pero la...

Que hablen ellos

Me encuentro dando mi paseo matinal por el centro de Madrid, aprovechando que el clima es bueno y la temperatura agradable. En la misma Puerta del Sol y tras echarme al coleto un par de cafés con leche tibia por favor; paseo contemplando el magnífico...

Leyendas de pasión

Con la sombra en la cintura ella sueña en la baranda, verde pelo, verdes ojos y la soledad en el alma. Se conocieron una noche. Él era un hombre maduro, de esos que llevan mucha vida a sus espaldas y la cartera vacía por las circunstancias. Ella...