SEGÚN NEREA GARMENDIA

"Todas las mujeres se masturban, es algo que reconoce hasta una monja"

La actriz 'celebra' sin ropa su debut la próxima semana en la serie de Antena 3 'Allí abajo'

Nerea Garmendia, posando junto a Torito.
Nerea Garmendia, posando junto a Torito.
"Todas las mujeres se masturban, es algo que reconoce hasta una monja"

Después de participar en series como 'Los hombres de Paco' o 'Amar en tiempos revueltos' y en programas como Splash, ¡famosos al agua!, Nerea Garmendia parece que ha querido festejar por todo lo alto el estreno la próxima semana de la nueva temporada de '¡Allí abajo!', en la que es una de las nuevas caras. 

La actriz ha decidido por ello posar ligerita de ropa para la revista Primera Línea, de la mano, y nunca mejor dicho, de Torito. La guipuzcoana ha querido desnudarse tanto por fuera como por dentro para el próximo número de la publicación.

nerea

Además, Nerea Garmendia revela sus orígenes, como que su madre estudió en el colegio con Karlos Arguiñano y que sus inicios no se corresponden a lo que cualquiera pensaría, ya que ni ha trabajado como camarera ni formó parte del amplio elenco de 'Hospital central'.

Hasta le revela que un día se atrevió a hacer topless en la playa y tuvo la mala suerte de que los paparazzis la pillaran, confesando hasta cuestiones de su vida sexual, "mi currículum sexual no es ni flojo ni pasado de rosca. Lo justo y necesario para saber cómo son los hombres".

Según ella todas las mujeres se masturban y eso es algo que "hasta una monja debería reconocer", y precisa que "a veces unos cuernos son necesarios para salvar una relación" y que ella "nunca se ha sentido atraída por una mujer".

Captura de pantalla 2017-03-17 a las 10.29.16

El nuevo rostro de 'Allí abajo' subraya que si alguna mujer desea ser multiorgásmica, lo que debe hacer es "tener una buena pareja", y afirma que su fantasía sexual es esnifarse entero a Jesús Olmedo, su marido, y que "si pudiera hacer un perfume con ese olor, mañana mismo lo patentaba".

Entre las múltiples anécdotas que ha revelado se encuentra un secreto que creía incapaz de confesar: "Estaba en un gimnasio en Los Ángeles y, de repente, tuve el típico cruce de miradas con un chico. Él se acercó y me preguntó si quería tomar algo. Yo sabía que era actor, pero con tanta sentadilla no lo ubicaba todavía. Los dos estábamos solteros, pero le dije que no al chaval. Aquel chico era Ryan Gosling".