LO LOGRA EN G. H. VIP

El record de 'polvos' de Alyson Eckmann

Uno de los concursantes venidos de Brasil ha conseguido satisfacer plenamente a la expresentadora de Hable con ellas

Así de satisfecha se quedó Alyson.
Así de satisfecha se quedó Alyson.
El record de 'polvos' de Alyson Eckmann

Uno, dos, tres... menos mal que no ha tenido que esperar hasta cantar ¡maaaaaaaaammbó!, porque sino Alyson Eckmann habría terminado agotada y habrían tenido que sacarla de la casa de Gran Hermano VIP para ser atendida por agotamiento. La norteamericana se ha tenido que contentar 'sólo' con tres, que, como ella misma ha reconocido, ha sido su récord personal, al menos hasta la fecha.

La llegada a Guadalix de los dos gemelos llegados de la edición de Big Brother Brasil ha hecho olvidar por completo a la concursante sus penurias con Marco Ferri, al que parece que perdió cuando entró su novia Aylén en la casa. Con Antonio se ha desquitado con ganas y ha descubierto en plenitud lo que es el edredoning.

Captura de pantalla 2017-03-21 a las 12.02.57

Ahí fue donde terminaron por consumar lo que había comenzado con motivo de la fiesta que el programa había organizado para dar una cordial bienvenida a los gemelos, y en la que las copas y los mojitos hicieron el resto. Antonio empezó un acercamiento al que parecía reticente Alyson, pero una vez consiguió que ésta cediera y le diera los primeros besos ya no hubo formar de pararla, e incluso pidieron la hora sin cámaras, algo que la preocupó un poco a ella después, "¿se habrá oído todo lo que hemos dicho en el Canal 24 horas?".

Pese al arrepentimiento del día después, la atracción entre ellos es notable y Alyson reconoció en el confesionario que "esto es nuevo para mi, es un récord", poco antes de que llegara el segundo edredoning a la casa de Gran Hermano VIP. Para librarse del mismo es por lo que la pareja terminó pidiendo esa hora sin cámaras en la que, para recuperar fuerzas, el programa les obsequió con vino y pizza. 

alyson2El brasileño, que en un principio le había pedido únicamente "un beso de verdad", terminó viendo cómo Alyson se le entregaba por completo, y no sólo en una ocasión sino hasta en tres en una noche, practicando sexo con varias posturas debajo del edredón.