RETIRAN SU PASAPORTE

Rechazan el ingreso en prisión del Pequeño Nicolas solicitado por Podemos

Todas las partes personadas se han opuesto a la entrada en prisión del joven, pero han aceptado la solicitud de la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) de que se le vuelva a retirar el pasaporte

El "pequeño Nicolás", en la Caja Mágica.
El "pequeño Nicolás", en la Caja Mágica.

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, ha rechazado hoy el ingreso en prisión de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás, solicitado por Podemos, si bien ha dictado la orden de que se le retire el pasaporte.

Así lo ha resuelto el magistrado tras la celebración de una vistilla en la que han estado citadas todas las partes, después de que Podemos solicitara al juez que ordenase la detención inmediata y el ingreso en prisión de Gómez Iglesias "por riesgo inminente de fuga", según han informado a Efe fuentes jurídicas.

Todas las partes personadas se han opuesto a la entrada en prisión del joven, pero han aceptado la solicitud de la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) de que se le vuelva a retirar el pasaporte.

El pequeño Nicolás estuvo sin pasaporte entre octubre de 2014 (cuando fue detenido) y mayo de 2016, cuando la Audiencia Provincial de Madrid decidió devolvérselo.

Ahora, el juez Zamarriego ha decidido retirárselo de nuevo y, por consiguiente, prohibirle abandonar España.

Esa misma medida se le aplica al policía municipal de Madrid, Jorge Hormigos, quien acompañó a Nicolás en el viaje a Ribadeo (Lugo) de 2014 en el que se hizo pasar por emisario de la casa real y del Gobierno para reunirse con el presidente de Alsa.

La Fiscalía solicita siete años de prisión para Francisco Nicolás y, al conocer esa posición, pidió el ingreso inmediato en prisión del acusado al entender que podría darse a la fuga, medida que el juez ha rechazado, en tanto que AMPU se decantó por la retirada del pasaporte.

La asociación de policías locales pide 11 años de prisión para el joven, en tanto que la Abogacía del Estado solicita 21 meses de cárcel y una multa y el Ayuntamiento de Madrid 3 años y medio.

Entre tanto, el magistrado continúa la instrucción de la causa y hoy ha tomado declaración a varios testigos para que explicasen su relación con el principal acusado del caso, entre ellos el empresario Javier de la Rosa.

De la Rosa ha relatado que conoció al joven a través del ex secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, porque le dijeron que tenía contactos y probablemente podría ayudarle a que el Estado le devolviera un dinero que le debía.

De la Rosa es una de las personas que aparecen en un informe remitido el pasado mes de septiembre al juez por la comisión judicial formada por el antiguo comisario de Asuntos Internos Marcelino Martín-Blas, cuyo trabajo ha sido cuestionado en diferentes ocasiones por el fiscal del caso.

En el informe se adjuntan mensajes entre el empresario y el joven y también la grabación de la conversación mantenida entre ambos en septiembre de 2014, un mes antes de que el pequeño Nicolás fuera detenido.

En la grabación se escucha cómo De la Rosa le ofrece al joven supuestos detalles sobre la financiación de los partidos políticos en los años 90 a cambio de dinero, aunque especifica que también se la dará sin pagar.

También relata supuestas actividades de la familia Pujol y cita, entre otros, al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y al comisario de Policía José Villarejo.

Uno de los jóvenes que también ha declarado hoy en el juicio, Daniel Marcos Li Cordova, ha relatado que se puso en contacto con Francisco Nicolás para ver si podía agilizar visados para ciudadanos chinos, pero no lo consiguió y de hecho le pagó al encausado 5.000 euros que no ha recuperado.

También ha declarado un chófer del Ayuntamiento de Madrid que, según las fuentes, ha reconocido que trasladó al pequeño Nicolás en un par de ocasiones, pero fuera de su horario y sin coche oficial.