JORDI GONZÁLEZ, AL QUIRÓFANO

Operan de urgencia al presentador de Gran Hermano VIP

Antes de ser intervenido apenas contaba con un 5% de visión en su ojo derecho

Jordi González, en la foto que ha colgado para demostrar que está ya en plena forma.
Jordi González, en la foto que ha colgado para demostrar que está ya en plena forma.

La audiencia no ha sido la culpable esta vez. Gran Hermano VIP ha estado a punto de quedarse sin presentador, después de que Jordi González tuviera que ser intervenido de urgencia por un grave desprendimiento de retina. Eso sí, a diferencia de otro compañero de profesión con un problema similar, él parece que sí podrá estar presente en la gala de este jueves.

Ha sido el mismo conductor del reality el que ha comunicado a sus seguidores a través de sus redes sociales una buena y una mala noticia. La primera, que el pasado viernes tuvo que ser operado, porque hasta les ha precisado que, antes de la intervención, la visión de su ojo derecho era solo de un 5%.  

La segunda es que, pese a la gravedad de la intervención, podrá presentará la gala de este jueves, donde recibirá la visita de los gemelos brasileños que protagonizan el intercambio de esta edición del VIP (Elettra Lamborghini ha sido la representante que ha mandado la española).

Jordi González, que ya ha sido dado de alta, precisaba en las redes que "en unas horas estaré presentando en directo mi programa en la tele tan dicharachero como siempre", al tiempo que daba las gracias a los doctores que le habían atendido, "quiero dejar constancia pública de mi gratitud al buenísimo equipo que he encontrado en la clínica de Madrid y mi eterna admiración por mi nueva mejor especialista en retina de todo el mundo y de todos los tiempos".

En su caso ha tenido más suerte que un compañero de profesión como el presentador de los Informativos de Antena 3 Matías Prats, que se retiró de la televisión más tiempo del previsto tras las complicaciones surgidas por la afección ocular que padeció, que le hizo reaparecer con un nuevo look, luciendo unas discretas gafas.