FRESQUITA POR PARTIDA DOBLE

Lorena Castell se 'toma' un helado en topless

La colaboradora de Zapeando celebró su regreso al trabajo con una sugerente foto de sus vacaciones

Lorena Castell, cuando posó para Primera Línea.
Lorena Castell, cuando posó para Primera Línea.
Lorena Castell se 'toma' un helado en topless

Era una de las pocas televisivas que faltaba por mostrar cómo habían sido sus vacaciones y, sobre todo, una imagen sensual de las mismas, y apenas ha llegado al plató de Zapeando y lo ha hecho. Lorena Castell ya está de nuevo revolucionando las tardes de lLa Sexta aunque, por mucho aire acondicionado que haya durante el programa, no estará tan 'fresquita' como en su periodo estival.

La colaboradora ha estado pasando unos días en Ibiza y su jefe, Frank Blanco, mostró su posado en una playa de Ibiza, mientras le pedía una cosa, "reconoce que ese día estabas más relajada que hoy aquí".

Captura de pantalla 2017-08-25 a las 16.42.24

Lorena le respondió señalando cómo realmente estaba, "el público es muy generoso porque justo antes de la cabecera se estaba dando cuenta de que en esta mesa hay una mujer que lo está pasando realmente mal. Es una mujer que ha vuelto de vacaciones", antes de autopedirse "un caluroso aplauso".

La chica reconoció que, pese a estar contenta con volver a sus compañeros seguía añorando sus vacaciones, "con lo bien que estaría en una cala con mi flotador...", aunque pronto olvidó sus penas y enloqueció cuando el plató se convirtió en una discoteca: "¡Lo mejor que se puede hacer es traer las vacaciones al trabajo!".

Pese a ello, el presentador, Frank Blanco, le indicó que no podía ser, "no te autoengañes. No se puede comparar cómo estás ahora con lo bien que estabas el otro día", y de ahí pasó a mostrar a todo el público del plató y a la audiencia de La Sexta el posado de su colaboradora en topless, con una colchoneta en forma de helado en Ibiza.

Blanco insistió, "reconoce que ese día estabas más relajada que hoy aquí, pero también más fresca", y ella sólo pudo atinar a puntualizar que "y más saladita". Labia nunca le falta.