¿ADIÓS DEFINITIVO?

Kiko Matamoros, abandona Sálvame porque "estoy cansado"

Sus compañeros no saben cómo va a sobrevivir su familia porque "no tiene muchos ingresos"

Kiko Matamoros, en Sálvame.
Kiko Matamoros, en Sálvame.
Kiko Matamoros, abandona Sálvame porque "estoy cansado"

Que si me voy del plató, que si ahora vuelvo, que si abandono la televisión, que si ya estoy aquí de nuevo... El deshojar margaritas es algo que se les da muy bien a todos los personajes relacionados con Sálvame, y con Kiko Matamoros no es una excepción. Ahora es él quien amenaza con dejarlo todo e irse a su casa a vivir de las rentas, si es que puede hacerlo, algo que parece que sus compañeros creen que no es posible.

El caso es que el programa 'que todavía lidera Jorge Javier Vázquez, que parece que en él tendrá menos problemas de permanencia que en Gran Hermano, ya cuenta con su baja, pactada aunque no se sabe si firmada en papeles con los responsables de La Fábrica de la Tele, la productora del espacio, sobre todo después de que parece que ha afirmado a sus compañeros que "estoy cansado de estar aquí".

De momento ya lleva varios días sin aparecer en pantalla pese a que, en un principio, el colaborador tenía que volver al programa el pasado lunes. Kiko habría contado a la productora que, por una decisión personal, no iba a volver a Mediaset, y así lo ratificó también la propia Chelo García-Cortés, que ha asegurado que no volverá a pisar el plató de Sálvame en una buena temporada.

Por supuesto, el resto de compañeros ya han dado su versión y han especulado con la marcha de Kiko, afirmando que "en ocasiones nos dijo que estaba muy agotado de estar aquí". Gema López fue más allá todavía y añadió que "creo que le ha cansado mucho hacer siempre el papel de malo en el programa".

La principal preocupación para ellos es cómo podrá sobrevivir tanto él como su familia, sobre todo ahora que se ha anunciado la boda de su hija Laura, la ganadora de Gran Hermano VIP, por mucho que parezca que su novio es bastante pudiente y no tendría problema alguno en hacerse cargo de todos los preparativos de la misma. Y es que los tertulianos han constatado que Kiko no gozaba en estos momentos de una boyante situación económica, ni su familia tampoco, por lo que se han preguntado que no saben "como va a pasar su familia todo esto, porque no tiene muchos ingresos". Su otra teoría es que él habría sido tentado para integrarse en otros proyectos televisivos fuera de Mediaset, y de ahí su marcha.