CADA VEZ SON MÁS

El dilema de las actrices porno de ‘Juego de tronos’

A la mayoría se les han encomendado papeles de prostitutas y le han hecho el 'juego sucio' a la industria que les había hecho famosas

Sibel Kekilli.
Sibel Kekilli.
El dilema de las actrices porno de ‘Juego de tronos’

No todas las mujeres que salen desnudas en ‘Juego de tronos’ han sido con anterioridad actrices porno, pero sí se puede decir que cada vez más de éstas figuran en la nómina de la serie, haciendo a su vez un flaco favor a la industria que les había dado de comer hasta su llegada a la reconocida ficción de HBO.

Y es que como precisó la conocida web PornHub, a medida que se acercaba el estreno de una temporada de la serie el consumo de vídeos porno se iba reduciendo hasta alcanzar un 4 % de sus visitantes en el momento de la premiere mundial, lo cual es una cifra considerable si se tiene en cuenta que esta web para adultos la ven millones de personas en el mundo. Tras la primera hora, una vez emitido, el consumo volvía poco a poco a alcanzar las cifras a las que están más acostumbrados.

La gran carga erótica que siempre han mostrado las escenas de ‘Juego de tronos’ parece fomentar la teoría de que los espectadores que aman  ésta también aman la pornografía, y quizás de ahí que los productores hayan terminado por apostar cada vez más por actrices provenientes de esa industria.

A todas ellas, y gracias a la fama universal que se están labrando con la serie de HBO, se les abre ahora una doble posibilidad, la de mejorar su estatus en el mundo del porno o el de aceptar los nuevos papeles que les están ofreciendo ya en el cine y la televisión, con los que estas industrias intenta aprovechar su tirón y con los que a ellas se les abre la posibilidad de dejar de manera definitiva las películas para adultos.

Las seis pornostars

Ese es el caso, por ejemplo, de Sibel Kekilli, que interpreta a Shae, muy ligada a Tyrion Lannister. Su papel de prostituta confirma la teoría de que eligen a los actores con intención. Fue un personaje clave en las tramas de Desembarco del Rey durante un par de temporadas, primero como amante de Tyrion y después como criada de Sansa. No obstante, su traición al Lannister le acabó costando la vida. Muchos se sorprendieron en su día cuando se dio a conocer el pasado de la actriz en la industria pornográfica, donde hizo numerosas películas a principios de los 2000 bajo el nombre de Dilara, y no fue hasta años después cuando empezó a trabajar en cine y televisión, dejando ese pasado.

sibel

Quien no lo ha hecho es Sahara Knite, que interpretó a Arneca, una de las estrellas del burdel de Meñique durante la primera temporada. Esta actriz británica comenzó a trabajar en la industria pornográfica en 2005, cuando tenía 30 años. Anteriormente había trabajado en la industria de la moda. Ella ha seguido compaginando su trabajo como actriz con el de ‘escort’, término que se utiliza para las acompañantes remuneradas a todo tipo de eventos, y que pueden incluir o no sexo con el cliente. Es la primera pornostar musulmana del Reino Unido, y en la TV se la pudo ver desnuda y en varias escenas de sexo. Ella ha optado por seguir dedicándose con exclusividad a la pornografía, campo al que se dedicó después de pasar seis años centrada en el de la moda y la tecnología.

sahara

El caso de Aeryn Walker , una de las mujeres de Craster en la ficción, se ha hecho algo más famoso, incluso, por las sesiones fotográficas que recorren Internet. Solo tiene un cuarto de hora en la saga de HBO y George R. R. Martin, pero causó sensación en Westeros. De origen australiano, es conocida por sus diversos cosplays y por vestirse con ropa medieval.

amy

Otro papel pequeño en el burdel se lo llevó Maise Dee en uno de los mejores episodios de la segunda temporada, donde interpretó a la prostituta Daisy en un total de tres episodios. La actriz, de origen británico, ha tenido gran relevancia sin embargo en el mundo del porno en los últimos años.

maisie

Algo similar le ocurre a Samantha Bentley, a la que en esa industria se la considera como una de las actrices británicas más importantes y que interpretó a una prostituta que apareció brevemente junto a Davos Seaworth.  Lo peor para todas ellas es que, entre tantos papeles de prostituta, todas tienen difícil destacar, ya que la serie quizás abusa de estos recursos.

samantha

No es muy diferente el caso de Jessica Jensen, que pasó de ser modelo a actriz de cine erótico y se ha llevado muchos premios. A sus 24 años, hizo de extra estando desnuda en una escena de la tercera temporada de la serie, para la que se tuvo que desplazar a Belfast, mientras que en el mundo del porno, en el que entró no hace mucho, ha grabado alrededor de una treintena de cintas.

jessica