CONFIESAN LO MEJOR Y LO PEOR DE LA EXPERIENCIA

Diez celebridades "desnudas" y "heridas" para MasterChef

Uno de ellos 'abusó' de su confianza con la productora ejecutiva para que le seleccionase, otro quiere poner un restaurante cuando se retire y un tercero aspira a llevarse al jurado a su casa

Las celebrities, en el plató de MasterChef.
Las celebrities, en el plató de MasterChef.

Después de comprobar que ha funcionado en 17 países, la edición española de MasterChef se ha terminado decantando por el formato 'Celebriity', que permitirá ver a diez famosos correr, sudar, llorar, dejarse la piel y hasta "desnudarse emocionalmente", como precisó uno de ellos, para que el habitual trío de jueces, Samantha Vallejo-Nágera, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez, no sean excesivamente duros con ellos. 

La productora ejecutiva de Shine Iberia, Macarena Rey, precisó que a la hora de la elección de los protagonistas (este es el único formato del programa en el que, con la excepción de Fonsi Nieto, que se apoyó en su amistad con ella para pedir su inclusión, no ha habido casting para participar) se había tenido sobre todo en cuenta "que fuera gente que supiera cocinar al menos algo, aunque algunos, como Fonsi o Miguel Ángel Muñoz llegaron con muy pocos conocimientos". 

Junto al motociclista y dj y el actor figuran en esta ocasión las actrices Cayetana Guillén Cuervo y Loles León, las cantantes María del Monte y Niña Pastori, el matador de toros Manuel Díaz 'El Cordobés' y su mujer Virginia Troconis, el actor Fernando Tejero y la modelo Estefanía Luyk. Todos ellos lucharán por los 4.000 euros del premio semanal y los 75.000 del final, que cederán en ambos casos a las ONG's elegidas por cada uno.

Durante seis semanas cocinarán platos que pretenden brindar un homenaje a programas ya emitidos de MasterChef y MasterChef Junior, como la tarta de queso de Cerezo, la croqembouche de Paco Torreblanca y el solomillo Wellington, y recibirán las visitas de chefs como Dani García, Francis Naiego, Toño Pérez, Ramón Freixa y José Andrés, todos con dos estrellas Michelín, y Pepe Sofía, con una estrella. 

También pasarán por el plató del programa Jorge Sanz, Kike Sarasola, Ana García-Siñériz, Ramón García, Adriana Ozores y excncursantes del propio talent culinario, y las cocinas del programa se trasladarán a la sala de fiestas madrileña Florida Prak, al Hotel Palace de Madrid, al complejo gastronómico Veles e Vents de Valencia, Los Asientos (Montes de Valsari), el municipio de Chinchón y la aldea negra de Patones de Arriba.

Confesiones

Toñi Prieto, directora de Programas de Entretenimiento de TVE, desveló que "esta edición no ha sido más costosa que las anteriores, porque en todas ellas se paga a los que participan por dejar durante equis tiempo sus respectivos trabajos", pero no quiso confirmar el día en que comenzará a emitirse, "será próximamente".

Eso sí, todos, incluidos los tres jurados, se mostraron convencidos del éxito de este MasterChef Celebrity porque, como dijo Samantha Vallejo-Nágera, "se han dejado la piel y se lo han tomado todos mucho más en serio que todos los concursantes anteriores". Quizás sea también por el respeto que parece que les tenían a los famosos, ya que Pepe Rodríguez reconoció que "al principio te daban miedo, porque pensabas que podían juzgarte también a ti", y Jordi Cruz añadió que "les teníamos pavor, porque eran gente que admiras y no sabíamos cómo nos tratarían". 

Curiosamente, la que se quejó del trato de los jueces fue María del Monte, que criticó que "no nos saludaban nunca y tenían la cara del fiscal de 'Morena Clara'". La cantante recordó que en 1982 se había presentado a Gente Joven en TVE y que ahora volvía a la casa con algo que a lo mejor no debía haber cogido, "no debería haber dicho que sí", aunque reconoció que se lo había pasado muy bien. Lo que había sacado en claro es que "todos somos muy exigentes cuando vamos a un restaurante y a partir de ahora voy a respetar todavía más la labor de todos los que trabajan en ellos, así como de las amas o amos de casa que se pasan tantas horas en la cocina". 

Por su parte, Cayetana Guillén Cuervo dijo que "me hacía muchísima ilusión unirme a una marca blanca tan potentísima como esta", y destacó que "me he dejado la piel en ello porque todos hemos estados desnudos emocionalmente", mientras que Fonsi Nieto reconoció que "ha sido el sitio en el que más nervios he pasado y más tembleque de manos he tenido". 

Para 'El Cordobés', que se definió como "un buen copiador de recetas", "MasterChef me ha abierto un horizonte nuevo y, cuando deje de ser torero, voy a abrir un restaurante, 'El salto de la rana'". De su experiencia en el programa junto a su mujer dijo que "ella es mi musa en la cocina y hacer algo con ella en TVE es como unas vacaciones o una luna de miel".

Loles León aseguró que llegó con muchas ínfulas, "pensé que esos del jurado me iban a comer lo que yo les dijera, porque pensaba que me los iba a ventilar, pero he aprendido mucha humildad, porque yo soy una persona humilde pero a la que le faltaba un cacho".  La actriz subrayó que "creía que el programa era más ligerito, pero tiene mucho mérito, porque por mucho que los actores somos disciplinados ellos nos superan, son casi militares".

Su inseparable Fernando Tejero desveló que "se me agarró una contractura en la espalda desde el primer día", y festejó el haber conocido a los tres miembros del jurado, "ha sido un descubrimiento, en la trastienda son seres para llevártelos a casa... y que te cocinen".