ESCENARIOS REALES Y FICTICIOS

'La casa de papel', entre el CSIC y la Fábrica de Moneda y Timbre

Una de las grandes apuestas de Atresmedia estrena el género de los atracos en televisión

Sonia Martínez, con los productores y el equipo de la serie.
Sonia Martínez, con los productores y el equipo de la serie.
'La casa de papel', entre el CSIC y la Fábrica de Moneda y Timbre

Hasta ahora eran los ayuntamientos los que hacían caja con los rodajes de las películas o series españolas. Ahora parece que hasta el mismísimo Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) no quiere dejar pasar la oportunidad de ganar algún dinero gracias a una de estas últimas, 'La casa de papel', una serie de gran factura que Antena 3 espera estrenar el próximo mes. 

Así lo confirmó este jueves la directora de Ficción de Atresmedia, Sonia Martínez, que desveló que este organismo les cobra por permitir grabar su fachada, durante un fin de semana, y por hacerse pasar en esta ocasión por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que es donde entran a robar los atracadores de esta ficción.

csic

Para su productor y creador, Álex Pina, "el trasladar un género de cine a la televisión parecía algo inconsciente". El que fuera considerado uno de los genios de Globomedia ('El barco', 'Vis a vis') estrena con esta producción su productora Vancouver Media, y reconoce que "está siendo un proyecto muy complicado". 

Más de cien personas están detrás de la primera serie española cuyo argumento gira en torno a un atraco, y no uno cualquiera, sino el más grande de todos los posibles, el de hacerse con 2.400 millones de euros de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Novedoso es ya de por sí el ofrecer un atraco de manera tan pormenorizada, porque nunca se había expandido tanto el tiempo interno. 

Reparto y peculiaridades

Un plató de 4.400 metros cuadrados, el mismo en el que se grabó 'Vis a vis', "pero ya no quedaba nada de aquel, todo se ha hecho nuevo", como precisó Sonia Martínez, todavía no sabe cuánto tiempo acogerá a este equipo, habida cuenta de que todavía no se ha grabado el noveno capítulo de los 18 o 20 que contendrá una temporada que se anuncia 'cerrada'. Eso sí, a diferencia de 'Sé quién eres', que sí va a emitir sus 16 entregas del tirón, en esta ocasión sólo se ofrecerán la mitad antes del verano, y el resto a partir de otoño, ya en la nueva temporada televisiva. 

Para Álex Pina, 'La casa de papel' es "una serie con mucho humor negro, comedia, acción, trhiller y grandes dosis de entretenimiento", y lo más difícil está siendo "meternos en la Fábrica', aunque subraya que "casi todo lo que mostramos es muy real, incluido el museo", hasta el punto que puntualiza que "la máquina con la que hacemos el dinero es muy similar". 

El director de esta ficción, que, a falta de la audiencia, ya ha enamorado a la crítica, es Jesús Colmenar ('Vis a Vis'), que destacó que "en la actualidad vivimos una edad de oro de la ficción española", y puso como precursora de ello a Atresmedia porque cree que "se han derribado todos los muros y hacemos cosas arriesgadas como esta". Según él, "es ilusionante que gracias a estas series ahora la ficción internacional se hace desde España". 

En el reparto figuran por un lado, en el bando de los atracadores, Álvaro Morte, Úrsula Corberó, Pedro Alonso, Paco Tous, Jaime Lorente, Alba Flores y Miguel Herrán, mientras que por el otro, el de los policías, están Itziar Ituño, Fernando Soto y Juan Fernández. En medio de ellos, 'rehenes' como Esther Acebo, Enrique Arce, Anna Gras o María Pedraza. 

La trama gira en torno al plan perfecto ideado por 'El  Profesor', que recluta una banda de ocho personas a los que engancha co n la pregunta '¿cómo te suenan 2.400 millones de euros?'. Para lograrlos necesitan aguantar once días dentro del edificio de la Fábrica de Moneda y Timbre, el tiempo necesario para producir esa cantidad de dinero con la ayuda de los rehenes que tienen allí dentro, incluidos operarios de ese organismo. 

Así, pasadas las primeras horas de tensión y desconcierto, se instala una cotidianeidad forzada que llevará a la radicalización de las personalidades y a que se intensifiquen las relaciones personales. Hasta los atracadores establecerán relaciones personales con los rehenes y se irán conociendo, empatizando unos con otros e incluso ayudándose entre sí. No es de extrañar que uno de los nombres con más tirón de esta ficción, Úrsula Corberó, indicara que "esta serie me ha permitido ser más yo que nunca". Ahí lo deja.