HABLA DE TODO

Las confesiones sexuales de Tamara Falcó, al descubierto

La hija de Isabel Preysler habla del tamaño del pene, de orgasmos fingidos, del tanga brasileño, de la depilación integral y de cómo duerme en verano

Tamara Falcó.
Tamara Falcó.
Las confesiones sexuales de Tamara Falcó, al descubierto

Después de su briosa reacción el pasado mes de julio, cuando salió en defensa de su hermano Enrique Iglesias, por las críticas recibidas por su actuación en un concierto en Santander (incluso arremetió contra el presidente cántabro Miguel Ángel Revilla por ser uno de los más críticos: “Sr Revilla... no hable mal de un artista que ha conseguido un éxito para promover Santander: es injusto. Ha sido un éxito para Santander y Ud se fija en minucias: en vez de pedir explicaciones debería pedir perdón; mi hermano ha sido su mejor embajador”), Tamara Falcó ha vuelto a demostrar que a hablar claro no la gana nadie.

Esta vez ha sido en una entrevista en el diario El Mundo donde la 'celebrity' se ha atrevido a llevar a cabo algunas de sus mayores confesiones sexuales, con afirmaciones hasta ahora desconocidas sobre temas privados.

Así, Falcó asegura, por ejemplo, que en verano "siempre duermo con camisón de algodón" y que de cara a la playa se muestra partidaria del tanga brasileño en "mujeres que se lo pueden permitir y les queda fenomenal". Eso sí, matiza que "cuando el trasero es ideal queda precioso, pero si es asqueroso no".

La hija de la Preysler también se ha mostrado "muy partidaria" de la depilación integral, aunque reconoce que "me choca ver a un tío sin nada de pelo". Eso sí, deja claro que no va a ser ella la que imponga una ley al respecto, ya que afirma que "en las zonas íntimas cada uno que haga lo que quiera o lo que le guste a su pareja".

Tamara ni tan siquiera elude una pregunta sobre si las mujeres fingen orgasmos, al señalar que "habrá de todo", y tira de ironía cuando es cuestionada sobre si es importante el tamaño, al puntualizar que "en las casas, cuando no tienes suficiente espacio".