Y A LAURA MATAMOROS

A Alba Carrillo le impresionan los testículos de Juan Miguel

La modelo y presentadora asegura que "no podía parar de mirarle los huevos" y él les ofrece tocárselos

Juan Miguel intentando aliviarse su problema.
Juan Miguel intentando aliviarse su problema.
A Alba Carrillo le impresionan los testículos de Juan Miguel

Hay cosas para las que, por muchas cosas que la gente haya podido ver en la televisión, nadie normal está preparado para contemplar. El fenómeno 'paranormal' vivido en la isla de Supervivientes con Juan Miguel es u no de esos casos.

El exmarido de Karina, del que su hija dice que le gusta haber descubierto la bisexualidad de su padre, va camino de convertirse en todo un fenómeno de masas, tanto por su risa contagiosa como por los problemas físicos que está pasando, centrados ahora en la zona de sus muslos, que tiene muy irritada.

Juan Miguel no lo está pasando últimamente nada bien en Supervivientes por ese motivo, y por ello intentó él mismo ejercer de doctor y diagnosticarse para sí un remedio que no se sabe si es casero o de invención propia. El caso es que para intentar paliar sus dolores decidió introducirse en el mar, quitarse su bañador, y darse un bañito como su madre le trajo al mundo y agitar su bañador.

Quizás también influyera el diagnóstico que dio su compañera Laura Matamoros, para la que todo se reducía a que "Juan Miguel se ha levantado escocido y creemos que es por su bañador y por... el tamaño de sus huevos". Ni corto ni perezoso, y para que la chica comprobara si eso era cierto o no, el peluquero le preguntó si "¿los quieres tocar?", justificándose de alguna manera al precisarla que "¡es para que veas que son míos!", lo que provocó las risas de la hija de Kiko Matamoros.

Eso sí, Laura no fue la única sorprendida por el tamaño de los genitales de Luis Miguel, ya que el rumor sobre el mismo fue confirmado por Alba Carrillo. La modelo y expresentadora de Hablando con ellas, que parece otra persona desde que su madre abandonó la isla, confesó a su propio compañero que "cuando me estabas echando las cartas del tarot no podía parar de mirarte los huevos".