HUMOR, SENSIBILIDAD Y CRÍTICA SOCIAL

“Mi vida en tacones”, del blog al libro

Un libro recoge los textos que la escritora Elena Muñoz ha ido publicando desde 2010 en su exitoso blog “Mi vida en tacones”. Helena de Troya, las pelusas, los fantasmas o el sexo, todo tiene cabida en esta obra que salta del mundo digital al papel impreso

Portada Libro.
Portada Libro.
“Mi vida en tacones”, del blog al libro

Un libro recoge los textos que la escritora Elena Muñoz ha ido publicando desde 2010 en su exitoso blog “Mi vida en tacones”. Helena de Troya, las pelusas, los fantasmas o el sexo, todo tiene cabida en esta obra que salta del mundo digital al papel impreso.

En la era digital, el blog, también conocido como bitácora digital, ciberdiario o weblog, se ha convertido en una poderosa herramienta de comunicación. Millones de blogs proporcionan contenidos en internet que van desde la moda a la ciencia, pasando por los deportes, los viajes, la historia o la literatura. Existen blogs de casi todos los temas posibles, dependiendo de los conocimientos o aficiones de sus autores. Y de muchos tipos: blogs personales, microblog, fotologs, videoblogs, audioblogs, moblogs,…, Entre los servidores de blogs más populares se encuentran Blogger y Wordpress.

Desde que Justin Hall (uno de los pioneros) escribiera en 1994 su blog, mientras era estudiante de la Universidad de Swarthmore, el término bloguero se ha convertido en algo habitual. Algunos de estos blogueros, cuyos blogs registran un altísimo número de visitas, han conseguido pingües beneficios gracias a la publicidad online.

Por otro lado, se ha repetido mucho que el papel sería sustituido por la pantalla y que el libro tradicional estaba casi condenado a desaparecer en favor del ebook o libro electrónico. Sin embargo, la escritora Elena Muñoz ha dado la sorpresa al realizar el camino inverso.

Además de novelista, Elena Muñoz también es bloguera. Desde que en 2010 pusiera en marcha su blog “Mi vida en tacones”, la escritora ha ido publicando en la red diversos artículos, reflexiones, microrrelatos y algún poema, en los que se mezclan humor, sensibilidad o crítica social. Según Muñoz “he ido narrando las andanzas y experiencias de una mujer, encantada de conocerse y que se sube a sus tacones todos los días para contemplar la vida con perspectiva”.

“Mi vida en tacones” habla de la actualidad que nos rodea, del amor, del sexo, las relaciones personales, pero también del arte o la política. Unas veces de forma más intimista, otras utilizando la ficción y la ironía. Entre sus páginas, encontraremos a un presidente del Gobierno aquejado de una grave enfermedad al que sólo puede salvar la médula de un inmigrante, que no podrá donársela al fallecer en la puerta de un ambulatorio por no tener papeles. También nos toparemos con un muerto viviente, al que ha matado la rutina y el sinsentido de una vida vacía; con historias de amor que nunca tienen finales felices o un cuento para el día del fin del mundo.      

El éxito de este blog, ha sido la causa de que el sello editorial Bohodón apostara por pasar al papel lo que había sido publicado “en digital”. Pero también, el hecho de que los lectores habituales del blog animaran a la autora a preparar una selección de sus mejores textos y editar en papel lo que leían en digital. Al parecer, “porque prefieren el formato libro para leer en el metro”. La escritora partía de una experiencia previa, pues en su última novela, “Como el viento en la espalda”, ya introdujo textos que habían sido publicados antes en el blog.

En este sentido, la escritora valora positivamente la experiencia del blog. Entre otras cosas, cree que es muy interesante como campo de pruebas para escritores noveles. El blog “permite tocar una gran variedad de temas, jugar con los géneros, pulsar al lector y, al final, hacer tangible en un libro algo que es virtual”. En todo caso, Elena Muñoz tiene intención de seguir “taconeando” en su blog, incluso aquellos días en los que tiene que hacer “malabarismos” para escoger nuevos temas para sus entradas. Porque si algo tienen la mayoría de los blogueros es que son muy cumplidores con sus lectores.