DE AUTORES DE RENOMBRE

El Reina Sofía se gasta casi 400.000 euros en compras en ARCO

El Museo ha comprado en la muestra dieciocho obras de doce artistas, de cinco países distintos

El Reina Sofía se gasta casi 400.000 euros en compras en ARCO

Como si de cualquier aficionado a la pintura se tratara, el Museo Reina Sofía ha adquirido en ARCO 2017 dieciocho obras de doce artistas por un valor global de 389.200 euros, según ha informado hoy en una nota la pinacoteca, que se ha hecho con trabajos de artistas como Eloy Laguardia y Mathias Goeritz, Mladen Stilinovic o Ferran García Sevilla.

Las obras de Eloy Laguardia y Mathias Goeritz se inscriben en la actividad de la Escuela de Altamira, un grupo fundado en 1948 por Goeritz, que reivindicaba la recuperación del arte de vanguardia frente al academicismo oficial de la época, precisa el museo.

Incluida en el interior de la publicación Nuevos prehistóricos, con texto de Carlos Edmundo de Ory, la obra de Laguardia adquirida por el museo, un gouache sobre papel de 1948, "materializa la abstracción natural" que se descubre en las pinturas de la cueva, mientras que la obra de Goeritz es la litografía "Cartel de las Cuevas de Altamira" (1948).

Otra de las compras, relacionada con el interés del museo por el Centro de Cálculo, son los trabajos de Tomás García Asensio (Huelva, 1940), "Circular 1 y 3", pertenecientes a las series que presentó en Formas Computables, muestra celebrada en Madrid en 1969, y dos pinturas del período fundacional del Centro, de 1970.

De José Luis Gómez Perales han adquirido "Supresión de Fibonaci" (1970), "Construcción modulada 7201" (1972) y "Construcción Modulada 6801" (1968), y de Luis García Núñez 'Lugan' las tituladas "Divertimento telefónico" (1967), "Impulsos aleatorios" (1969) y "Circuitos computador" (1970).

De José Luis Alexanco, el Reina Sofía se ha hecho con la escultura "MOVNT", realizada mediante programa informático en lenguaje Fortran IV, y en cuanto al balcánico Mladen Stilinovi, con obra en el Pompidou o el MoMA, ha adquirido "An artist who cannot speak English is no artist" (1992), que estuvo expuesta hace dos años en el museo y que ya tiene otra pieza de él.

Ferrán García Sevilla es más conocido por su pintura y, de hecho, el Reina Sofía tiene cinco pinturas suyas de los años 80 y 90, pero no tenía obra de su período conceptual de los años 70, al que pertenece el "collage" que han comprado ahora.

La alemana Anna Opermann realizó desde los años 70 más de sesenta grandes instalaciones que denominó "ensembles" y que son fotografías, dibujos, textos, documentos y diversos materiales, de los que es buen ejemplo la instalación "Ersatz Problem by Example of Beans (1968-77), uno de los primeros que hizo y que ha comprado el museo.

De la francesa Anne Marie Schneider se ha hecho con "La mar bleu", 34 "gouaches" y lápiz sobre papel, en los que se identifica su nueva forma de hacer sin dejar de representar el motivo esencial de su trabajo, el cuerpo humano.

La argentina Adriana Bustos  entra en el Reina Sofía con "Burning books I", una pieza realizada recientemente y compuesta por distintos libros que han sido censurados.