EN BUSCA DE LA FELICIDAD EN PAREJA

Problemas amorosos: ideas y soluciones para resolverlos

Entre los problemas más comunes encontramos dependencia emocional, infidelidades y celos y entre las soluciones más acertadas a la hora de resolver un problema amoroso encontramos la ayuda de psicólogos, la comunicación o las flores y regalos románticos

 

Encontrar el amor es uno de los deseos que hombres y mujeres persiguen a lo largo de su vida, muchas veces sin éxito. Sin embargo, estar enamorado muchas veces no es un camino de rosas porque la convivencia y el mantenimiento de la llama del amor no siempre es fácil. Ante eso hay que tener claro que casi todos los problemas amorosos tienen solución y pasan, primeramente, por estar dispuesto a buscarla.

Dependencia emocional y relaciones destructivas

La mayoría de las personas que sufren dependencia emocional ni siquiera lo saben. Se trata de un estado psicológico que puede afectar a relaciones de pareja, familia o amistad y se necesita ayuda de psicólogos para superarlo. La Psicóloga Chus Bravo en Málaga está especializada en este tipo de problema y confirma que las relaciones que se ven afectadas por un estado de dependencia emocional son inestables y desequilibradas.

Básicamente, la persona afectada idealiza a la otra persona hasta puntos obsesivos e incluso llega a sentir ansiedad y depresión si no está cerca de ella, influyendo de forma negativa a la autoestima del afectado. La necesidad de afecto por parte de la persona con dependencia emocional es exagerada y eso llega a irritar al otro miembro de la pareja, el cual puede cansarse y poner fin a la relación.

Infidelidad, el problema más común

Salir de fiesta sin la pareja, consumir alcohol e incluso drogas o llevar muchos años de rutina amorosa pueden provocar que una persona se vea atraída por otra y por ese momento se olvide de su pareja y se deje llevar por la situación del momento desembocando en lo que conocemos como infidelidad. El resto ya se sabe, mentiras, más mentiras y finalmente ruptura de la pareja en la mayoría de los casos en los que la infidelidad termina saliendo a la luz.

Muchos incluso consideran infidelidad el hecho de registrarse en páginas de contactos como Meetic o POF o crearse perfiles en páginas para ligar online. El simple hecho de buscar Edarling opiniones y precios ya supone un interés en conocer gente por parte de la persona que realiza la búsqueda y eso, para muchos, es infidelidad o pensamiento de llevar a cabo una infidelidad. Evidentemente, estas páginas de contactos son utilizadas por personas que buscan conocer gente nueva, un nuevo amor o simplemente pasar el rato y no son solo utilizadas por personas que quieren engañar a su pareja, obviamente.

Pero en muchas relaciones de pareja el amor y los años de convivencia pueden a ese escarceo y llega el perdón y la continuación de la relación. Muchos incluso optan por organizar una boda para asentar sentimientos, con sus correspondientes preparativos, como la elección del restaurante, la Floristería Madrid para las flores para bodas y ramos de novia y todo lo concerniente a la celebración. Quizás sea una forma de dejar atrás el pasado y olvidar la infidelidad, pero es algo que muchas parejas llevan a cabo para afianzar su amor y continuar.

Celos, rotura asegurada

La desconfianza en la pareja genera celos, pero a veces estos vienen dados por situaciones anteriores que han supuesto esa ruptura de confianza, como las infidelidades o los “escarceos” de los que hablábamos anteriormente. Muchas personas celosas acuden a servicios de Tarot online especialistas en parejas para realizar sus consultas de amor e intentar comprender qué está sucediendo con su pareja o qué va a suceder próximamente. Los que creen en el tarot ven claro su destino a través de las cartas.

Otros, simplemente comienzan a tratar a su pareja de forma diferente, intentan revisar su teléfono móvil, su ropa e incluso su PC. Los celos llevan a esa persona a desconfiar de cualquier cosa que su pareja les dice o a intentar vigilar cada vez que sale o queda con amigos o ex parejas.

A veces las sospechas de la persona celosa se confirman, pero en la gran mayoría de ocasiones estos celos son solo una “enfermedad” que termina por mermar la relación de pareja, cansar al otro miembro por la monotonía que se instala, al no poder quedar con otras personas y tener más independencia social, y, en definitiva, ocasionar el fin del amor.

La solución para terminar con los celos es complicada. Se puede tratar de acudir a un psicólogo, pero lo realmente importante es entender que la otra persona está interesada en pasar su vida contigo y no en engañarte.

La confianza, el respeto y el dejar espacio son cuestiones fundamentales para que una relación de pareja sea sana y estable. En el momento que esto se lleve a cabo, el amor está asegurado al 100% para siempre y es muy difícil que nada ni nadie puede hacer un agujero en esa relación de amistad-amor que cuenta con la confianza al 100% del uno por el otro.

El amor es uno de los sentimientos positivos más buscados por el ser humano a lo largo de su vida y, por eso, ante la aparición de problemas amorosos, es importante valorar las distintas opciones para solucionarlos y continuar la relación de pareja o definitivamente zanjarla y pasar a la siguiente.