EN BARCELONA

Los Mossos y los Bombers, los que más disfrutaron del Salón Erótico

Los agentes de esos dos cuerpos tuvieron entrada gratuita al certamen

Imagen de la presentación del Salón.
Imagen de la presentación del Salón.
Los Mossos y los Bombers, los que más disfrutaron del Salón Erótico

Este domingo se clausuró en Barcelona la 25ª edición del Saló Eròtic de Barcelona (SEB), en plena metamorfosis hacia un modelo de certamen más internacional, comprometido socialmente y con un perfil de visitantes más joven, que ya se empezó a intuir en la edición de 2016, y de los casi 30.000 asistentes al mismo, cifra récord del mismo, los Mossos y los Bombers fueron los que más disfrutaron.

Sobre todo porque tanto unos como otros fueron 'recompensados' por la organización, por su actuación "en defensa de la población" durante la jornada del 1-O, con entrada gratuita para todas las sesiones y los diferentes espectáculos que se pudieron ver durante cuatro veladas, incluyendo la actuación de Leticia Sabater con 'La Salchipapa' y 'El Pepinazo'. 

Curiosamente, el spot sobre el certamen, difundido la semana pasada, denunciaba "la represión y la censura", y de ahí que se apostara por ese premio para esos policías y bomberos. Según informó la organización del certamen en su página de Facebook, los agentes de policía y bomberos podrán entrar sin pagar entrada mostrando su identificación profesional. En Catalunya hay unos 16.600 mossos dèsquadra y unos 5.000 bomberos. La entrada general al certamen costaba 20 euros, aunque había descuentos para determinados colectivos.

El SEB anunció así esa medida "queremos agradecer a los cuerpos de Bombers y Mossos d'Esquadra port sus acciones durante el 1-O y que fueron dirigidas a proteger a la población. Por eso, como humilde gesto de gratitud el Saló Eròtic invita a todos los miebros de estos cuerpos a que vengan a disfrutar gratuitamente de la edición de heste año. Estaremos encantados de recibirles y celebrar, una vez más, la libertad".

Este Salón sigue siendo 'la cita más importante del sector en Europa, en palabras de sus organizadores, que cifran el impacto económico para la ciudad en los cuatro millones de euros. En la edición número 25 se ha potenciado uno de los espacios que más les interesó a los jóvenes el año pasado. Se trata del Aula del Sexo, que en 2016 congregó a 4.000 participantes en torno a talleres, debates y proyecciones relacionadas con la sexualidad. Estos días se centró en informar y formar en educación sexual con una doble vertiente: combatir los tabúes de la sociedad respecto al sexo (como el que rodea al sexo entre personas con diversidad funcional) y prevenir frente a los abusos sexuales infantiles.

El certamen promovió además una campaña de concienciación sobre abusos sexuales infantiles junto a la Fundación que preside Vicky Bernadet, luchadora y superviviente de esta lacra. En su afán de diversificación, por primera vez, el SEB acogió la creación de una obra de arte en directo a partir de material fotográfico y artístico. Y con motivo de su 25 aniversario, mostró en una exposición todos los carteles de su historia.